10 de abril de 2018
10.04.2018
Crisis

El gobierno de Moncada, a punto de romperse por las paellas universitarias

El portavoz de Guanyem Manolo García advierte de que solo aceptará como alternativa la dimisión del concejal que "ha hecho esta chapuza"

10.04.2018 | 11:44
Las Paellas del año pasado, en la Marina.
Placas que avisan de la celebración de las paellas.

La formación ciudadana Guanyem Moncada ha mostrado su perplejidad porque su socio de gobierno, el grupo socialista que ostenta la alcaldía, siga adelante con la celebración de las paellas universitarias, después de que el resto de partidos, tanto en el ejecutivo como en la oposición, votaran en contra en el pleno y pidieran la paralización de la macrofiesta, que llevará a la ciudad 24.ooo personas.

Por ello, Guanyem Moncada, a través de su portavoz Manolo García, ha anunciado que, si finalmente no se impide este evento, abandonará el gobierno local, compuesto por un tripartito en el que también está Acord, y que no tiene mayoría en el pleno.

García comunicó hace unos días al grupo socialista su decisión «y no ha habido respuesta». Por ello, asegura que consumará la ruptura, incluso antes de que se celebren las paellas. «Solo podría hacernos dar marcha atrás que el PSOE reconozca que ha cometido muchos errores y aparte al concejal ha tramitado esta chapuza, o bien éste dimita», asegura el edil.

Guanyem quiere que se elabore un informe sobre las consecuencias jurídicas que tendrá incumplir el acuerdo del pleno, «un asunto en el que no queremos vernos envueltos y, por eso, nos vamos».

Tanto Guanyem como Acord han mostrado desde el inicio su postura contraria a la celebración de un «macrobotellón encubierto» en Moncada, que supondrá «una invasión» ya que se espera más gente que vecinos tiene la ciudad y además «se celebra en el casco urbano, junto a un colegio, una guardería, una residencia y el cementerio». «El acontecimiento no genera ningún beneficio para el bien común más allá de que algunos, a nivel particular, obtengan beneficio, por ejemplo los propietarios de los terrenos», indica García para añadir que el impacto económico es reducido por el tipo de evento» mientras que «impacto social es importante».

Guanyem Moncada ha alertado sobre que todos los servicios extraordinarios de limpieza o vigilancia que tendrán que ponerse en marcha para las paellas no cuentan con consignación económica porque Moncada no ha aprobado los presupuestos para 2018. «El crédito para este gasto tendrá que aprobarlo el mismo pleno que ha votado en contra de celebrar las paellas. Es kafkiano», explican en Guanyem.

«Es muy difícil explicar a los ciudadanos las dificultades para mantener limpios los solares del casco urbano mientras ven la limpieza realizada en tiempo record para este evento. O como explicar que con la cantidad de watios que se utilizan en el evento se podría iluminar perfectamente la ciudad que tanto cuesta como consecuencia de la escasa potencia de las bombillas led que nos dejó el gobierno del Partido Popular», valora esta formación.

A todos los problemas que le ven a las paellas, Guanyem añade otro: su grupo se enteró por los medios de comunicación de que Moncada acogía «lo que no quiere ni València ni Burjassot», justo después de haber superado una «fuerte crisis» de gobierno, que se salvó tras firmar los tres socios un documento para «mejorar la coordinación y ser más transparentes los unos con los otros». Lo firmaron pero «llevaban meses negociando las paellas con la empresa organizadora a nuestras espaldas y no dijeron nada».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine