30 de abril de 2018
30.04.2018
Literatura

El feminismo se cuela en la Academia de los Nocturnos 400 años después

El Castell d'Alaquàs acoge una sesión de lectura de poesía y música a cargo de siete artistas

30.04.2018 | 13:34
El feminismo se cuela en la Academia de los Nocturnos 400 años después
Grupo de artistas participantes con el homenajeado y las autoridades.

Versos de denuncia social, de amor, de humor e incluso para niños y niñas resonaron entre los muros del Castell de Alaquàs durante el fin de semana. Vía Heraclia y el Ayuntamiento de Alaquàs revivieron una sesión de la Academia de los Nocturnos 400 años después aunque actualizada al siglo XXI, con la participación de mujeres y repleta de proclamas feministas y por la igualdad. Un total de siete artistas, dos de ellos de Alaquàs, hicieron al público vivir todo tipo de emociones.

La Acamedia de los Nocturnos fue una experiencia literaria impulsada por intelectuales como Gaspar Aguilar o Guilem de Castro, junto a otros artistas, que celebró un total de 88 sesiones entre 1591 y 1594, en el palacio de los Valeriola, en València. De aquella experiencia, que fue pionera en España y previa a otras iniciativas similares como la de Madrid (donde participaban Góngora, Quevedo o Calderón de la Barca) han quedado 805 poemas en verso y 85 ensayos en prosa, que se guardan en la Biblioteca Nacional. La Academia se reunía cada miércoles al anochecer.

Como explicó Eva Martínez, de Vía Heraclia, se ha documentado que, al menos en dos ocasiones, la Academia de los Nocturnos se reunió en el Castell de Alaquàs en el siglo XVI por la relación que los señores que regentaban el señorío tuvieron con la intelectualidad de la época. De ahí que ahora se reviva esta experiencia (hace tres años ya se realizó una sesión) con motivo del centenario de la protección del monumento, que está celebrando la población. La organización aspira a que se convierta en una cita anual a la que acudan poetas y poetisas.

Dado que la lluvia hizo su aparición, el grupo se replegó en el recibidor del Castell, bajo el artesonado y el arco escarzano. A las composiciones actuales se unieron versos del vizconde de Altamira o la presencia del propio Lope de Vega, interpretado por un actor, que apareció al final ya que el escritor pasaba temporadas en el palacio de Alaquàs, ya en el siglo XVII, cuando era desterrado de Madrid, por su amistad con el señor de la época, Luis Pardo de la Casta.

"Dos mujeres se cuelan en este encuentro, reservado en el siglo XVI solo a los hombres", explicó Eva Martínez. Junto a ella, también hizo de maestro de ceremonias el periodista de Alaquàs Miguel Ángel Hoyos, "Miguel Bregovic" artísticamente, quien rebautizó la actividad como La Academia Nocturna "para quitarle el género". Todo el recital fue también un sentido homenaje al poeta Antonio Cabrera, que reaparecía en público tras el accidente que le ha dejado en silla de ruedas.

La primera poetisa el alzar la voz fue Begoña Pozo, que leyó versos contra "un sistema patriarcal donde la justicia no responde a las necesidades de la sociedad civil, pero como estamos en democracia, todo es criticable, incluso el poder judicial", en relación a la reciente sentencia de la "Manada". Pedro Verdejo se llevó una gran ovación por su personal forma de recitar y sus versos contestatarios, mientras que José Manuel Díez, llegado de Extremadura, leyó e incluso cantó 'a capella'.

El artista Xavier Peñarroja puso música y voz a composiciones de otros (interpretó una versión de un tema de Lluis Llach) y propias. El propio Bregovic leyó distintas composiciones para niños y niñas de su obra "Popo, Bola y Compañía" y explicó que en los días previos el grupo acudió al colegio Ciutat de Cremona a realizar un taller de poesía.

En la segunda parte, los autores locales fueron protagonistas. Pep Ferrer leyó diversas composiciones de sus dos obras publicadas y cerró con una de ellas dedicada a Juan Sebastián Bach. Por su parte, Fernando Garrido, quien lamentó que le hubiera tocado recitar "casi en familia" (una parte del público ya se había marchado), escogió su obra "Racimo y Grano", inspirada en Palestina y los pueblos oprimidos.

Programación para la infancia
Vía Heraclia realizó también el domingo un matinal para niños y niñas que consistió en una rutas guiada y la actuación de un mago. Esta es la primera de las actividades que se van a realizar durante los meses siguientes, el último domingo de mes. Para la sesión de ayer se acabaron las plazas. En las dos próximas rutas se contará con una persona intérprete de lenguaje de los signos.

Las actividades de Vía Heraclia corresponden al segundo fin de semana de celebraciones por el centenario de la protección del Castell como monumento nacional, que arrancaron el 21 de abril, justo cuando se cumplía un siglo de la declaración. Hasta febrero de 2018 se realizarán decenas de actividades a cargo del ayuntamiento y las asociaciones locales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine