Expresidente pakistaní

Pakistán juzgará a Mushárraf por el delito de traición

Podría ser condenado a muerte o cadena perpetua por imponer el estado de emergencia en 2007

17.11.2013 | 18:04
El expresidente golpista Pervez Musharraf.
El expresidente golpista Pervez Musharraf.

Pakistán anunció este domingo que juzgará al expresidente golpista Pervez Musharraf, por traición, delito que se castiga con la pena de muerte o cadena perpetua, por imponer el estado de emergencia en 2007.

En una rueda de prensa, el ministro paquistaní de Interior, Chaudhry Nisar Alí Khan, explicó que el Gobierno tomó la decisión tras recibir el sábado el informe encargado a un comité formado para estudiar el caso del antiguo dictador.

"Es la primera en la historia de Pakistán que esto ocurre y la decisión se ha tomado por el interés nacional", dijo Khan, citado por los medios locales.

De acuerdo con el responsable de interior, el procedimiento judicial contra Musharraf comenzará este lunes, momento en el que enviará una carta al jefe de Justicia del país para que se forme un comité de tres jueces que asuman caso.

Además, el Gobierno nombrará un fiscal especial para juzgar al exmilitar, de acuerdo con la televisión local Geo.

Mushárraf ya se enfrenta a cuatro casos relacionados con su gobierno de Pakitán entre 1999 y 2008, y hace diez días obtuvo la libertad de movimiento tras encontrarse bajo arresto domiciliario desde abril.

El militar impuso en noviembre de 2007 el estado de emergencia en el país, suspendió la constitución y el Parlamento y ordenó la detención de 60 jueces, hechos que según el ministro del Interior suponen traición de acuerdo con el artículo 6 de la Carta Magna paquistaní.

Pervez Musharraf llegó al poder en 1999 tras dar un golpe de Estado contra el entonces primer ministro Nawaz Sharif, quien ganó las elecciones en mayo y es de nuevo el mandatario de Pakistán.

Tras abandonar la jefatura del Ejército en 2007, el exgeneral quiso convertirse en presidente civil del país pero su régimen se derrumbó fruto de la presión de algunos sectores políticos y, sobre todo, de la judicatura.

Musharraf, el único de los cuatro dictadores militares de Pakistán que ha sido acusado formalmente en un tribunal y arrestado, regresó a Pakistán en marzo tras un autoexilio de cuatro años para participar en las elecciones.



Enlaces recomendados: Premios Cine