11 de septiembre de 2015
11.09.2015
Crisis migratoria

Los derechos de los refugiados en España

Están autorizado a trabajar a partir del sexto mes desde que se formalizan su solicitud de asilo

12.09.2015 | 14:00

El número de refugiados que llegan a Europa cada día no deja de crecer y ha obligado a la Comisión Europa a plantear un nuevo reparto de 120.000 refugiados. Una propuesta que se suma a la reubicación temporal de 40.000 refugiados propuesta el pasado mayo.

Cuando los refugiados pisan un nuevo Estado su situación cambia. Ahora bien, sus Derechos Humanos se mantienen y deben ser respetados allá donde vayan. A estos derechos se les suman aquellos específicos de su condición, que quedan recogidos en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de las Naciones Unidas de 1951, y los que cada país pueda añadir otros específicos.

Obligaciones de los refugiados

Según el texto de la mencionada Convención de la ONU, los deberes de los refugiados son exactamente los mismos que las obligaciones de los ciudadanos del país de acogida. Es decir, deben "acatar sus leyes y reglamentos, así como las medidas adoptadas para el mantenimiento del orden público".

Derechos de los refugiados en España

La Red Ariadna, un plan integral de acciones para atender las necesidades de los solicitantes de protección internacional, explica cuáles son los derechos específicos de aquellos refugiados que llegan a España.

Necesidades básicas

Los refugiados, "siempre que carezcan de recursos económicos", tienen derecho a asistencia que garantice la cobertura de sus necesidades básicas. Para ello España dispone de una red de centros de acogida distribuida por todo el territorio nacional en el que las personas tendrán alojamiento, manutención, atención social, atención psicológica e información sobre formación, así como orientación en la búsqueda de trabajo.

Formación y empleo

La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de las Naciones Unidas de 1951 establece el derecho al empleo. En el caso de España, el refugiado está autorizado a trabajar a partir del sexto mes desde que se formaliza su solicitud de asilo.

Durante los seis primeros meses tiene derecho a recibir formación en el idioma (en caso de no conocerlo), así como a participar en cursos destinados a mejorar sus posibilidades de acceso al mercado laboral. Se puede apuntar a los Servicios Públicos de Empleo y pedir la homologación de sus estudios.

Una vez pasan estos seis meses la persona tiene autorización para trabajar. En la búsqueda de empleo tiene el derecho de contar con apoyo y orientación de entidades sociales y Centros de acogida.

Asistencia legal

Los refugiados tienen, como también queda reflejado en el texto de la ONU, derecho a solicitar asistencia jurídica gratuita.

Convención sobre el estatuto de los refugiados. derechos

- Trato tan favorable como el otorgado a los nacionales en cuanto a la libertad de religión

- Respeto a los derechos adquiridos por la persona antes de ser refugiado, especialmente aquellos inherentes al matrimonio

- Derecho a la adquisición de bienes muebles e inmuebles, nunca recibiendo un trato menos favorable que el concedido a extranjeros

- Derecho a la propiedad intelectual e industrial: el mismo que el de los ciudadanos del país

- Derecho de asociación: los refugiados recibirán el mismo trato que los extranjeros

- Todo refugiado tiene libre acceso a los tribunales de justicia

- Derecho a empleo remunerado y trabajo por cuenta propia en los mismos términos que otros extranjeros.
Recibirán el mismo trato que los ciudadanos nacionales en lo que respecta a remuneración y seguros sociales.

- El Estado de acogida expedirá documento de identidad a todo refugiado, así como documento que le permita trasladarse fuera del territorio, a menos que para esto último "se opongan razones imperiosas de seguridad nacional".

- Los refugiados pagan los mismos impuestos que los ciudadanos nacionales, aunque en el caso de la expedición de documentos administrativos se les aplicarán las tasas previstas para extranjeros.

- Si el país de acogida estuviera sometido a un sistema de racionamiento, los refugiados recibirán el mismo trato que los ciudadanos nacionales

- Mismo acceso a la vivienda que extranjeros

- Derecho a la educación pública en los mismos términos que los ciudadanos del país. En el caso de la enseñanza no elemental, los refugiados tienen los mismos derechos que los extranjeros en general

- Derecho a la asistencia y socorro públicos al igual que los ciudadanos nacionales

- El refugiado puede elegir el lugar de residencia dentro del territorio del país, así como viajar libremente por él
Derechos de los refugiados que se encuentran ilegalmente en el país

- Los Estados no pueden imponer sanciones penales a los refugiados ilegales que entran en el país. Ahora bien, estos refugiados deben justificar su entrada o presencia ilegales.

Expulsión de refugiados

- Los refugiados legales no pueden ser expulsados "a no ser por razones de seguridad nacional o de orden público"

- Los refugiados tienen derecho a presentar pruebas y formular recursos de apelación en caso de ser expulsado del país. Contarán con un "plazo razonable" para gestionar su admisión en otro Estado.

- Los Estados no pueden poner al refugiado en las fronteras del territorio en el que su vida o libertad corra peligro

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine