02 de octubre de 2015
02.10.2015
Ataques

Obama censura la intervención rusa en Siria

Critica los bombardeos porque incluyen a los rebeldes moderados - El Estado Islámico responde con más ataques

03.10.2015 | 00:24
El presidente ruso, Putin, este viernes en París.

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo hoy en un rueda de prensa que los ataques rusos contra la oposición del líder sirio, Bachar al Asad, son una "receta para el desastre".

En una intervención en la Casa Blanca, el presidente dijo que "está claro" que su homólogo ruso, Vladímir Putin, y las fuerzas rusas en Siria "no distinguen entre el Estado Islámico y la oposición moderada suní (...) y eso es una receta para el desastre. Para él son todos terroristas".

Rusia comenzó el miércoles a bombardear zonas controladas por opositores al régimen de Asad en Siria, después de desplegar decenas de cazas y material militar en el este sirio, fortín de Asad.

Obama reiteró que Rusia no está atacando solo a los terroristas suníes del Estado Islámico (EI), que también combate una coalición internacional liderada por Estados Unidos, sino que incluye en esa definición a todo tipo de fuerzas opositoras el régimen de Asad.

"Putin ha intervenido en Siria por debilidad no por fortaleza", explicó Obama, quien dijo que Moscú se ha alineado con un Asad en horas bajas y con Irán, mientras que Estados Unidos ha creado una coalición de 60 países para acabar con los yihadistas suníes del EI, que han avanzado en el caos de Siria e Irak.

Bombardeos rusos y respuesta yihadista

Las fuerzas aéreas de Rusia bombardearon hoy por primera vez el principal bastión el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria en el tercer día de su campaña militar en el país árabe, donde ha multiplicado sus objetivos y sus ataques.

Por primera vez desde el inicio de las operaciones, Rusia tuvo como blanco el principal feudo del EI en suelo sirio, la provincia nororiental de Al Raqa, dijo a la prensa en Moscú el portavoz del ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov.

Estos ataques se cobraron las vidas de al menos doce yihadistas sirios y extranjeros, entre los que había dos dirigentes del EI de nacionalidad iraquí y tunecina, señaló el Observatorio, que tampoco pudo verificar si fueron aviones rusos, del régimen o de la coalición. El temor a los bombardeos llevó al EI a cerrar las mezquitas y cancelar la oración musulmana del mediodía del viernes, reveló Abu Mohamed.

En respuesta a los bombardeos, el EI lanzó hoy dos ofensivas en el noreste de Siria contra los barrios dominados por el régimen en la urbe de Deir al Zur y contra las milicias kurdosirias en Yabal Abdelaziz, en Al Hasaka, que han desencadenado fuertes enfrentamientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine