28 de marzo de 2016
28.03.2016
Atentados de Bruselas

Atentados de Bruselas: Bélgica tenía información que alertaba sobre el aeropuerto

Atenas envió en 2015 un USB hallado en un piso usado por el cerebro del 13-N de París con un mapa de Zaventem

29.03.2016 | 16:23
El aeropuerto de Zaventem-Bruselas, en una imagen de archivo.

La policía de Grecia envió en enero de 2015 a las autoridades belgas una memoria USB que, entre otras cosas, contenía un mapa del aeropuerto de Bruselas, que la semana pasada fue blanco de un atentado, según informan los medios griegos.

El dispositivo fue supuestamente hallado durante el registro de un piso franco en el barrio ateniense de Pangrati, en el que pasó un tiempo Abdelhamid Abaaoud, el presunto coordinador de los atentados de París de noviembre pasado, abatido por la policía francesa días después de aquellos ataques.

Según informaciones no confirmadas, la policía griega tan solo supo a través de los medios belgas que en la memoria enviada había un mapa del aeropuerto internacional de Zaventem, en Bruselas.

Consultado por Efe, un portavoz de la policía se limitó a señalar que "por principio" las fuerzas de seguridad no hacen comentarios "cuando autoridades de otros países llevan a cabo una investigación".

De acuerdo con informaciones de los medios, basadas en filtraciones de las fuerzas de seguridad, la policía envió el material directamente a Bélgica sin analizar su contenido, después de recibir el 2 de enero de 2015 una alerta de las autoridades de ese país en las que le advertían de la existencia de ese piso franco.

La policía belga había detectado que desde un número de teléfono en Atenas se habían hecho llamadas a miembros de una célula en la localidad belga de Verviers.

El receptor de las llamadas era uno de los dos supuestos terroristas abatidos el 15 de enero en esa localidad belga.

La policía griega localizó el 17 de enero el apartamento en cuestión y detuvo a cuatro personas, de las cuales tres quedaron en libertad y una, un ciudadano argelino, fue extraditado a Bélgica.

Según los medios, esas tres personas fueron puestas en libertad al quedar descartada su implicación en la célula de Verviers.

Diez días después, sin embargo, uno de los tres puestos en libertad que había asegurado ser sirio, fue reclamado por Bélgica tras darse cuenta de que en realidad era un ciudadano francés activo en círculos yihadistas.

Para entonces esta persona ya había desaparecido.

La cadena privada Skai apuntó que el individuo en cuestión podría ser Reda Kriket, el francés de 34 años arrestado el pasado jueves bajo sospecha de estar planeando un atentado terrorista en Francia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine