06 de abril de 2016
06.04.2016
Referéndum

Los holandeses rechazan el acuerdo entre la UE y Ucrania

Los euroescépticos plantearon el plebiscito, marcado por la baja participación, como una moción de censura a la UE

07.04.2016 | 08:38
El socialista Van Bommel reparte panfletos contra el referéndum.

El primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, ha sugerido que su Gobierno podría no ratificar el acuerdo entre la Unión Europea y Ucrania si el referéndum celebrado este miércoles es válido, ya que los primeros resultados evidencian un fuerte rechazo de los holandeses.

Rutte ha admitido que una gran mayoría de personas se ha pronunciado en contra del acercamiento de la UE a la ex república soviética, basándose en el sondeo encargado por la cadena NOS a la consultora Ipsos, según el cual el 'no' se ha impuesto con un 64 por ciento.

Sin embargo, el jefe de Gobierno ha subrayado que aún no es seguro que el referéndum sea válido, ya que la primera encuesta de NOS situaba la participación en el 29 por ciento, un punto menos de lo necesario, pero una posterior la eleva al 32 por ciento.

Para Rutte, el Gobierno no puede ignorar un resultado como éste, indicando que podría no ratificar el acuerdo Bruselas-Kiev. "Nos tomaremos un tiempo" para decidir, ha dicho, augurando que será "un proceso de semanas".

El mandatario holandés ya había avanzado que tendría en cuenta el fallo de las urnas antes de tomar una decisión definitiva sobre este tratado internacional, a pesar de que la consulta popular no es vinculante.

El referéndum es obra de los euroescépticos neerlandeses, que se han valido de la reciente ley que permite convocar votaciones de este tipo reuniendo 300.000 firmas válidas a través de Internet, para lanzar su primer desafío a la UE.

Moción de censura a la UE

Los euroescépticos han insistido en plantear este plebiscito como una moción de censura a la UE, algo que el Gobierno se ha esforzado en desmentir. "No es sobre la adhesión (de Ucrania), no es sobre la defensa colectiva, no es sobre la libre circulación, no es sobre más dinero", aclaró Rutte.

Si se confirma el porcentaje de participación, el Gobierno de coalición encabezado por el liberal Mark Rutte deberá reconsiderar el acuerdo al haberlo rechazado la mayoría de los votantes.

Rutte tendrá para ello dos opciones: puede proponer al Parlamento holandés derogar la legislación o proponerle no tener en cuenta el resultado del referéndum, al no ser vinculante, indica el Ejecutivo en su página web, algo que sin embargo parece poco probable.

El primer ministro de Holanda dio su visto bueno al acuerdo firmado entre los jefes de Estado y de Gobierno de la UE y el Ejecutivo del presidente ucraniano, Petró Poroshenko, en junio de 2014, al igual que hizo el Parlamento holandés.

También el Parlamento Europeo (PE) y la Rada ucraniana (Legislativo) ratificaron el acuerdo en septiembre de 2014.

De esta manera, las provisiones generales y las partes de los capítulos de la asociación política y de cooperación ya se aplican provisionalmente desde noviembre de 2014, a la espera de que los veintiocho Estados comunitarios ratifiquen el acuerdo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine