21 de junio de 2017
21.06.2017
Terrorismo islamista

Yihadistas asaltan un colegio en Filipinas y toma rehenes

Los terroristas retienen a un número no precisado de personas que por ahora están "a salvo"

21.06.2017 | 17:58
Una familia se abraza cerca de la escuela asaltada.

Un grupo yihadista filipino confirmó hoy la toma de un número indeterminado de rehenes al emprender la huida tras el asalto sin víctimas de una escuela del sur del país, la misma región donde otra organización afín al grupo Estado Islámico (EI) combate al Ejército.

Abu Mama Misri, en calidad de portavoz del grupo armado los Luchadores por la Liberación Islámica del Bangsamoro (BIFF), declaró al diario "Inquirer" que los combatientes retienen a un número no precisado de personas que se encuentran "a salvo y serán liberados pronto".

Los miembros del BIFF allanaron a primera hora del día un colegio de Pigcawayan, en la provincia de Cotabato, donde retuvieron por horas a varios civiles, incluidos niños.

El portavoz de las Fuerzas Armadas, Restituto Padilla, confirmó esta mañana que los asaltantes se retiraron al poco de llegar los soldados, con quienes intercambiaron disparos.

Padilla informó en rueda de prensa de que durante el incidente no se registraron víctimas ni heridos, no obstante se limitó a decir que las autoridades investigaban una posible toma de rehenes.


Unos 30 insurgentes


El número de rebeldes que participaron en el asalto varía según los distintos portavoces oficiales: mientras Padilla cifra a los insurgentes en unos 30, Arvin John Encinas, portavoz de la Sexta División de Infantería, dijo a "Inquirer" que los soldados persiguen a unos 200 combatientes.

Encinas también cifró en cinco a las personas que permanecen retenidas por los guerrilleros del BIFF.

Padilla desvinculó el incidente de la violencia en Marawi, una ciudad situada a un centenar de kilómetros al norte de Pigcawayan donde el Ejército mantiene los combates contra el también yihadista Grupo Maute, afín al EI.

El BIFF surgió en 2008 como escisión del Frente Moro de Liberación Islámica (MILF), cuando esta organización entró en negociaciones con el Gobierno para dotar de autonomía a la región de mayoría musulmana del sur del país y renunciar a la independencia.

Las autoridades creen que varios miembros del BIFF se han unido a la rebelión iniciada el 23 de mayo por Maute en Marawi, donde los yihadistas resisten las acometidas de las Fuerzas Armadas, incluidos ataques aéreos y bombardeos.

Los combates suman 268 rebeldes muertos, así como 66 miembros de las fuerzas de seguridad y 26 civiles, según las últimas cifras oficiales, mientras casi la práctica totalidad de los más de 200.000 habitantes de Marawi han huido o han sido evacuados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine