31 de agosto de 2015
31.08.2015
Las Palmas00Levante UD
 

El primer punto se forja en el sufrimiento

El Levante UD consigue arrancar un sacrificado empate en Las Palmas - Los canarios disfrutan de las mejores ocasiones y los de Alcaraz no rematan a portería en la segunda parte - Feddal destaca en defensa

31.08.2015 | 01:16
Viera y Feddal pugnan por el balón en la primera parte del partido.

El regreso del Levante UD a Las Palmas fue extraño desde el principio. Con un estadio a medio construir, un césped impracticable, un uniforme de circunstancias „pantalón y medias rojas„ y un exlevantinista como El Zhar enfrente, el equipo de Alcaraz se acogió al sufrimiento y el sacrificio para rascar el primer punto de la temporada. Una dosis de tranquilizante antes del parón liguero del próximo fin de semana. El primer paso, sufrido, en el camino hacia la permanencia se dio ante un UD Las Palmas que también estará inmerso en la lucha por la salvación.
En la primera parte, el equipo canario se empeñó en llevar la iniciativa del juego, casi por obligación moral con su afición después de 13 años sin pisar la Primera División. Al Levante UD le vino bien el papel de equipo contragolpeador, con Ghilas y Deyverson listos para medirse en velocidad con los defensas rivales, y dejó hacer. Mientras el UD Las Palmas intentaba componer un vals, con el balón flotando de banda a banda, los granotas sorprendían con solos de guitarra eléctrica, verticales pero desafinados. Dos remates de cabeza de José Mari y un disparo desde fuera del área, también del roteño, fueron las ocasiones más claras para los azulgrana, a los que le costaba mucho trenzar jugadas desde atrás.

Tras la primera media hora, el entendimiento de Feddal con Trujillo y Juanfran, muy bueno hasta entonces, sufrió las primeras grietas. Araujo y Viera se sacaron un par de diabluras futbolísticas de la chistera y provocaron dos remates peligrosos en el área levantinista. Ninguno fue entre palos. El descanso fue un alivio.

En cambio, en la segunda parte el panorama no cambió. Los insulares olieron a sangre y se lanzaron al ataque sin contemplaciones. Fueron los minutos más frágiles de la zaga azulgrana. Emergió entonces la figura de Feddal, que en su debut en Primera apenas tuvo errores. De hecho, el marroquí y Rubén evitaron en un par de ocasiones el gol del UD Las Palmas.

Alcaraz reaccionó y movió el banquillo decidido a agitar el partido. Casadesús entró por José Mari y el Levante UD dio un paso al frente. Fue leve, pero suficiente como para que el equipo cogiera aire y se recuperara. Eso sí, los problemas en la creación eran constantes. Sólo Verza, al saque de faltas laterales, fue capaz de bombear el balón al área. Nadie supo rematar. Deyverson, apagado en el segundo tiempo, fue sustituido por Roger.

Agotados los dos equipos, el encuentro se rompió ligeramente a falta de 20 minutos. Sin embargo, nadie quiso tomar excesivos riesgos y el partido entró en un punto de muerto del que ya no salió, salvo en algunos arreones de los locales. Con uno de ellos estuvieron cerca de llevarse el botín de los tres puntos. Tras un centro desde la izquierda, Culio remató en el área pequeña demasiado alto.
En la recta final, la amenaza la encarnó El Zhar. Cada vez que entraba en juego su gol sobrevolaba el estadio Gran Canaria. Araujo, con una espectacular chilena fue el último en intentarlo. El balón se fue fuera. Al final, reparto de puntos que deja satisfecho al Levante UD.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine