17 de diciembre de 2015
17.12.2015

El acierto a balón parado no maquilla la sequía goleadora de la etapa Rubi

Los azulgrana, con un estilo más ofensivo que con Alcaraz, han marcado ocho goles en ocho partidos - Seis tantos nacen de faltas y saques de esquina

17.12.2015 | 04:15
Verza marcó de falta directa en Cornellà.

El Levante UD de la era Rubi no alza el vuelo. Con el técnico catalán en el banquillo de Orriols, el equipo azulgrana sólo ha ganado uno de los ocho partidos disputados —ante el Sporting en El Molinón—, ha quedado eliminado de la Copa del Rey en la primera ronda y se mantiene como colista de la Liga con 11 puntos. Si bien es cierto que el conjunto granota desprende sensaciones positivas sobre el césped en cuanto al juego, los resultados continúan resistiéndose a los valencianos. La causa, al menos la principal, parte del pobre balance goleador del equipo, a cuyos delanteros les cuesta ver portería.

Así, en los ocho partidos de la era Rubi —seis de Liga y dos de Copa— el Levante UD ha anotado un total de ocho goles. Sólo en un encuentro, el del Sporting (0-3), los levantinistas fueron capaces de realizar más de un tanto, mientras que ante el Valencia y el Betis el casillero de goles a favor se quedó a cero. Además, de los ocho goles marcados, seis han nacido de jugadas a balón parado y acciones de estrategia, la única arma con la que el Levante UD de Rubi está tratando de combatir la sequía goleadora. Feddal, Simao, Verza t Deyverson, por dos veces, han aprovechado los saques de esquina y las faltas para batir al meta rival. Sólo Lerma —ante el Espanyol en Liga— y Roger —ante los pericos en Copa— han sido capaces de anotar en jugada.

No obstante, estos datos mejoran los de la época de Lucas Alcaraz —seis goles en nueve jornadas—. La suma de estos guarismos dejan al Levante UD como segundo equipo menos goleador en la Liga, con 12 goles —el Málaga ha realizado nueve—, empatado con Las Palmas.

Refuerzos en enero
Rubi reconoció en la previa del partido ante el Espanyol que en las próximos días se analizará si es necesario fichar un delantero en el mercado de fichajes invernal.

Casadesús estará dos meses de baja por una lesión en la rodilla
El rostro de Víctor Casadesús al abandonar el estadio de Cornellà-El Prat el pasado martes auguraba malas noticias para el delantero balear. Las pruebas médicas a las que ayer se sometió el futbolista las confirmaron. Casadesús sufre una rotura parcial del ligamento interno de la rodilla izquierda, lesión que le mantendrá cerca de dos meses de baja, según informaron ayer fuentes del club azulgrana. De esta manera, Casadesús, se perderá el final de la primera vuelta de la Liga y no regresará hasta febrero. Hasta entonces, Rubi sólo podrá contar con Deyverson, Roger y Ghilas como delanteros de referencia, a la espera de algún movimiento en el mercado de fichajes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine