14 de abril de 2016
14.04.2016
Liga

"Tenemos que perdonarles, no podemos perder jugadores"

Rubi asegura que el Levante UD conseguirá la permanencia si vence al Espanyol mañana

14.04.2016 | 04:15
"Tenemos que perdonarles, no podemos perder jugadores"

Frente al enésimo toro con el que ha tenido que lidiar desde su llegada a Orriols, Rubi manejó ayer la muleta con la mano izquierda en busca del temple que requiere su equipo, herido por una grave cornada de descenso. El técnico catalán confesó estar «decepcionado» y «dolido» con la ya conocida salida nocturna de Feddal, Simao Mate y Deyverson el pasado sábado. Al mismo tiempo, sin embargo, explicó que necesita a los tres futbolistas sobre el terreno de juego para conseguir asaltar el objetivo de la permanencia. «Tengo que ser inteligente. Me voy a limitar estrictamente a lo deportivo, no puedo ir perdiendo jugadores porque imagínate que esto pasa con ocho: ¿Qué hago?, ¿Hay ocho que ya no juegan? Tenemos que perdonarles y pasar página, por muy dolidos que estemos. Me decepciona bastante tener que vivir estas situaciones, un entrenador ya tiene bastantes preocupaciones como para tener que estar preocupado por estas cosas. Bastantes asumo como para llevarme a la mochila las que no son de mi responsabilidad», apuntó el preparador azulgrana tras el último entrenamiento en la Ciudad Deportiva de Buñol.
En este sentido, Rubi solicitó abrir un «paréntesis» hasta el partido, vital, de mañana contra el Espanyol. «Pido un esfuerzo a todos. A mí me cuesta, pero no les metamos más presión, porque están muy arrepentidos y también van a tener que cargar con esta losa. Hagamos un paréntesis hasta el viernes y ayudemos. No me puedo parar porque es muy importante lo que suceda contra el Espanyol y lo quiero zanjar», añadió el ex del Barcelona.

Con esta argumentación quiso aclarar que la sanción a los jugadores se reducirá a un tema pecuniario. «Yo de mano blanda cero, por mí que se aplique hasta las últimas consecuencias el régimen disciplinario, así de claro, pero sobre todo en el tema económico. No puedo estar en casa de los jugadores cada día para ver si están o no. Les intento formar, ya depende de la capacidad de reflexionar de cada uno. Pero empezar a dejar de contar con futbolistas sería un error. Acabaríamos la temporada todos los equipos con 14 jugadores», manifestó el azulgrana.

La última oportunidad
Por otro lado, sobre el encuentro contra el Espanyol en el Ciutat de València, Rubi aseveró que, en caso de sumar los tres puntos, el conjunto granota logrará finalmente mantener la categoría. «Los ánimos están bien. Estamos en una semana complicada pero estamos a tope. Llevamos todo el año con las finales, pero ahora sí que sería acertado de una vez por todas ponerle el nombre de 'final' a un partido; es éste. Estoy convencido de que si ganamos el equipo se va a salvar», sentenció. Su razonamiento se basa en los pocos puntos que están cosechando los equipos de la zona baja. «Lo que puede generar esta victoria es media permanencia. Los equipos de abajo ganamos poquísimo, esta semana, de los de abajo, nadie ha conseguido ni marcar un gol. Por eso me enfado a veces, no se puede dar a este equipo por descendido en ningún momento, porque pasan muchas cosas y van a pasar muchas cosas hasta el final», aventuró.

Por último, el técnico se negó a cuestionar la implicación de la plantilla en el césped. «Estamos tristes y enfadados porque no estamos sacando unos buenos resultados para sacar al equipo de abajo, pero no podemos decir que no hemos competido bien. Al revés. El equipo ha competido bien y no nos desviemos de eso, porque eso también lo están haciendo aunque es cuestionable por los resultados. Intentaría demostrarle al Espanyol que estamos unidos», concluyó, a modo de último pase para cerrar la «faena».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine