13 de octubre de 2017
13.10.2017
Liga

En busca de la senda perdida

El Levante UD visita esta noche al Espanyol, tras dos derrotas consecutivas, con posibles cambios a la vista en la alineación

13.10.2017 | 11:36
Muñiz, junto a sus jugadores, en Buñol.

Con dos derrotas consecutivas en la conciencia, el Levante UD visita esta noche al Espanyol con la necesidad de recuperar las sensaciones de su prometedor inicio de Liga. Es lógica la reflexión del entrenador "granota", del pasado jueves: si su equipo fue capaz de ganar al Villarreal y a la Real Sociedad y de empatar en el Bernabéu, ¿por qué no va a poder dar la cara hoy en Cornellà-El Prat?

El duelo que abre la octava jornada de Liga enfrenta a dos equipos en trayectorias antagónicas. El Español recibe al Levante UD en plenitud, con madurez de juego y con las ideas claras. El conjunto que dirige Quique Sánchez Flores ha mostrado hasta ahora seguridad defensiva, buen control del balón y pegada arriba. En lenguaje coloquial: los «periquitos» tienen buena pinta. Su lógica intención es aprovechar hoy la racha de dos derrotas seguidas de los azulgranas.

El Levante UD, que no ha ganado a domicilio desde el pasado mes de marzo, en Segunda frente al Valladolid, se presenta al partido con las bajas de Iván López, Roger Martí, Samu García y Jason. Mientras, su entrenador, Juan Ramón López Muñiz, dejó fuera de la lista al meta Mitch Langerak, Sasa Lukic y Eric Cabaco. Por contra, el técnico asturiano recupera a Jefferson Lerma, ausente desde el 16 de septiembre por una rotura muscular.

El colombiano será titular en el centro del campo en el caso de que el macedonio Enis Bardhi no se ha recuperado del esfuerzo físico tras los dos partidos con su selección. La buena noticia es la presencia de Ivi en la convocatoria, después de haberse perdido el último partido por una sobrecarga muscular. Apunta a formar el juego de bandas del Levante UD junto a Morales.

Muñiz no adelantó si hará cambios en el once por los dos últimos malos resultados, aunque reconoció que el delantero Nano Mesa «ya está listo para competir» y podría sustituir a Álex Alegría en el equipo titular. Después de dos derrotas seguidas, suele haber cambios en las alineaciones. Es un hecho habitual cuando existe la obligación de cambiar una dinámica de juego y de resultados.

El entrenador del Espanyol, Quique Sánchez Flores, un tipo sincero ante los micrófonos, reconoció ayer que prefiere jugar ante equipos «con dudas». Pero no dejó de lado las virtudes de su rival de esta noche. Las subrayó de este modo: "Son físicos, dando prioridad a los espacios interiores. Mientras se encuentran dentro del partido son un equipo incómodo, con un buen contraataque y balón parado. Además, tienen a un jugador muy peligroso en los lanzamientos de falta, como Bardhi", dijo sin saber aún si el macedonio saltará al césped.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine