13 de octubre de 2015
13.10.2015

Los pasajeros del «trenet» harán en autobús el trayecto entre Altea y Calp durante seis meses

Ferrocarrils inicia hoy la renovación de 11,4 kilómetros de vía, unas obras que suben a 9,2 millones de euros

13.10.2015 | 04:15

Los pasajeros del trenet de la Marina (así se conoce a la línea 9 de TRAM entre Dénia y Benidorm) van a tener que acostumbrarse a los transbordos. Durante los próximos seis meses, utilizar un servicio alternativo de autobuses que ha puesto en marcha Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) en el tramo entre Altea y Calp.

FGV inicia hoy las obras de renovación de este tramo de vía, de 11,4 kilómetros. El presupuesto asciende a 9,2 millones de euros. Estas obras, que se prolongarán durante nueve meses, forman parte del plan de modernización de la Línea 9, la del centenario trenet de la Marina.

Ferrocarrils advirtió ayer de que estos trabajos obligan a interrumpir la circulación de trenes entre Altea y Calp durante seis meses. Los autobuses enlazarán las estaciones de ambos municipios y también pararán en las proximidades de los apeaderos de Garganes, Cap Negret y en la estación de la Olla d'Altea.

Las obras consisten en la renovación integral de la superestructura de la vía, la sustición de los tableros, el aumento de gálibo en los túneles (los del Mascarat), la mejora del drenaje y la mitigación de riesgos geológicos en taludes de trincheras y terraplenes. También se mejorarán las estaciones.

La Línea 9, de 50,8 kilómetros, es la única sin electrificar de la red del TRAM de Alicante. Sus trenes son, por tanto, diésel. Este año se cumplen cien años de su puesta en marcha. Recorre el litoral norte de Alicante y, en 2014, transportó a 751.172 pasajeros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine