12 de enero de 2016
12.01.2016
Tribunales

Un sicario de Dénia saldrá de prisión si paga 5.000 euros

El presunto asesino a sueldo de Sandra Franco en 2010 saldrá de la cárcel si abona la fianza

12.01.2016 | 16:40

El presunto sicario del crimen de la ciudadana colombiana Sandra Franco en Dénia en 2010, el polaco J.K., saldrá de prisión si abona una fianza de 5.000 euros, según un auto firmado por la magistrada que tiene que dirigir el juicio con jurado por estos hechos en la Audiencia de Alicante.

Sandra Franco, de 34 años, mantenía una relación sentimental con un hombre de nacionalidad alemana y fue asesinada a tiros el 15 de abril de 2010 en Dénia por parte de un sicario por encargo, supuestamente, de la esposa de su amante, una germana de 46 años.

El abogado del encausado, Roberto Sánchez, ha asegurado a Efe que su cliente reunirá el dinero y que será excarcelado en los próximos días, si bien tendrá que firmar dos veces por semana en la oficina del jurado de la institución judicial y su pasaporte ha sido retirado.

La juez ha atendido la petición de libertad formalizada hace unos días por el letrado después de que la vista oral, prevista para este mes, tuviera que ser suspendida porque otro de los procesados, D.E., se encuentra preso por una causa distinta en su país, Polonia, y debe comparecer allí en un juicio en las mismas fechas.

En el banquillo de los acusados de la Audiencia de Alicante deben sentarse tanto D.E. como J.K. y W.C.P., todos ellos polacos, y el matrimonio alemán compuesto por N.C. y S.R.C.K.

La fiscalía solicita provisionalmente para ellos penas que van desde los 20 meses a los 28 años y 5 meses de prisión por delitos de asesinato, amenazas, falsedad documental y tenencia ilícita de armas.

La fiscalía sostiene que la ciudadana alemana S.R.C.K. organizó el crimen de Sandra Franco y pagó a tres sicarios de origen polaco para que lo ejecutaran por despecho, ya que la víctima mantenía una relación con su marido, N.C.

Sobre las 13.30 horas del 15 de abril de 2010, J.K. se presentó en el domicilio de la perjudicada, en la calle Médico Manuel Vallalta de Dénia, y la mató supuestamente de tres disparos con un arma de fuego que previamente le había facilitado la presunta inductora del asesinato.

La fiscalía sostiene que el presunto sicario cobró 20.000 euros por su actuación, mientras que los dos intermediarios se embolsaron al menos 7.000 euros cada uno, aunque acusa a todos por igual del asesinato y reclama para los tres penas de entre 22 años y 24 años y 20 meses de cárcel.

Para N.C., que era ajeno al plan para asesinar a su amante, el ministerio público reclama provisionalmente 20 meses de cárcel por un delito de tenencia ilícita de armas, y para su mujer pide 28 años y 5 meses por ese mismo delito, por otro de amenazas condicionales y por asesinato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine