02 de julio de 2016
02.07.2016

El PP acusa al gobierno de Dénia de «cambiar las gambas por las cacas»

01.07.2016 | 22:10

En el debate político de Dénia, se han colado los perros. Por el problemón de los excrementos y por la frustrada playa para canes. Al gobierno local (PSPV y Compromís), la oposición le aprieta con los perros. La portavoz del PP, Pepa Sivera, ha acusado al equipo de gobierno de «cambiar las gambas por las cacas» en la campaña, que calificó de «agresiva», de Dénia sin cacas. Sostuvo que una campaña que hace tan visible la suciedad que los dueños incívicos de mascotas dejan en la calle (5.200 deposiciones sin recoger cada día) le puede pasar factura a la imagen turística de la ciudad. La concejala de Ciudadanos, Mari Martínez, dijo que esa campaña era de «acoso y derribo» para el turismo. Esta edil se mostró muy decepcionada por el fracaso de la playa para canes. La ubicación elegida, en un espigón del puerto, tropieza con los nidos de un ave protegida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine