03 de noviembre de 2016
03.11.2016

Parto milagro en Xàbia

Una mujer da a luz en el centro de salud a dos gemelas «seismesinas» - Las pediatras llevaron a las bebés acurrucadas a su pecho en el traslado al hospital

02.11.2016 | 21:09
Parto milagro en Xàbia

«Todo ha sido muy rápido. Cuando la mujer ha llegado, la cabeza de la primera niña ya estaba coronando. Y la segunda también ha nacido enseguida», explicó ayer la matrona Ana Vico, quien, junto a las pediatras Mónica Bonora y Silvana Pintos, asistió en el centro de salud de Xàbia un parto de riesgo que se resolvió en un periquete. Las tres doctoras casi ni tuvieron tiempo para pensar. Sobre las 8:20 horas, llegó a las urgencias de este ambulatorio una ambulancia del SAMU con una madre primeriza británica que estaba ya en pleno parto.

La mujer, indicó a Levante-EMV Ana Vico, ya presentaba en la ambulancia contracciones cada minuto y medio. Los sanitarios del SAMU vieron que no llegaban al hospital de Dénia. Y al centro de salud arribaron por los pelos.

«La mujer entró gritando y con la sudoración propia de estar de parto», apuntó la matrona. «Cuando la descubrí para tastarla, la cabeza de la primera niña ya estaba coronando. El alumbramiento fue muy rápido. Nació sobre las 8:27 horas y su hermana apenas dos o tres minutos después. Son muy chiquitinas».

El parto no presentó ninguna complicación. No obstante, era de riesgo por dos factores. Todos los gemelares lo son. Y, además, las niñas vinieron al mundo con muchísimo adelanto. La madre las ha tenido en el vientre durante 26 semanas cuando lo normal es que la gestación dure entre 37 y 40 semanas. Son seismesinas. En condiciones normales, la mujer habría dado a luz en un quirófano. Pero no lo hizo ni siquiera en la unidad de obstetricia del hospital de Dénia. No dio tiempo. En el centro de salud de Xàbia, solo recuerdan un precedente de una mujer que parió allí. Y fue un parto normal.

«El parto en sí no nos ha puesto nerviosas. Pero era gemelar y prematuro», advirtió la comadrona. Mientras ella asistía a la mujer, cada una de las pediatras se hacía cargo de una de las niñas. La primera vino al mundo con buena coloración y respiró de manera espontánea. La segunda estaba más pálida. Pesaron 800 y 700 gramos.

Las pediatras se las acurrucaron a su pecho para trasmitirle su calor corporal. Y así subieron a la ambulancia, donde los sanitarios pusieron la calefacción a tope. Las dos doctoras no se separaron de las bebés hasta que llegaron al hospital de Dénia. La madre, que estaba estable, fue en otra ambulancia.

En el hospital, a las bebés las intubaron. Al ser prematuras necesitan ayuda para respirar. Se las ha trasladado al hospital general de Alicante, ya que el de Dénia no tiene unidad de neonatos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Marina

Unas jornadas analizan en El Verger la protección de los animales

«Retando el iceberg». Así se titulan las jornadas que este sábado y domingo se celebran en El...

Los ladridos de perro, principal conflicto en el que media la policía local de Xàbia

Que la sangre no llegue al río. Ese es el cometido del agente mediador de Xàbia, un nuevo...

Patrimonio apela al valor histórico de la Cova Tallada para evitar visitas masivas

Patrimonio apela al valor histórico de la Cova Tallada para evitar visitas masivas

Xàbia incluye en su catálogo de bienes protegidos la gruta litoral de la que se extrajeron...

El quinteto Spanish Brass presenta su nuevo espectáculo en el auditorio de Teulada

El quinteto de metales más dinámico y consolidado del panorama musical español, el Spanish Brass,...

Pego recupera la «enfarinada» tras más de 30 años sin celebrarse

Pego recupera la «enfarinada» tras más de 30 años sin celebrarse

La concejalía de Cultura descubre la esencia del carnaval a los más pequeños con talleres y los...

Auge masónico en la Marina Alta

Auge masónico en la Marina Alta

Las logias hacen visible su faceta filantrópica con donaciones a la escuela de Benigembla o a los...

Enlaces recomendados: Premios Cine