29 de junio de 2017
29.06.2017
Rescate

Un barco de Moraira se hunde con 5 tripulantes y los salva el pescador que naufragó hace tres semanas

Los náufragos han podido coger los chalecos salvavidas y hacer dos llamadas de socorro. Julián Pascual, que sobrevivió flotando 18 horas en el mar, los ha rescatado

29.06.2017 | 13:32
Un barco de Moraira se hunde con 5 tripulantes y los salva el pescador que naufragó hace tres semanas

"La embarcación se ha ido a pique en cinco minutos. Hemos sufrido una vía de agua y hemos empezado a achicar, pero no había nada que hacer". Guillermo Llobell y Jorge García han explicado esta mañana al unísono el naufragio que han sufrido junto a Rafael García (padre de Jorge), Pablo Llobell y Vicente Ballester. Los cinco son vecinos de Moraira y han salido esta mañana a pescar atún en la embarcación de 8,40 metros de eslora "Sandy Hook". A 7 millas del Cap de la Nau, en la zona de Brumeo (es donde se realiza la pesca deportiva de la "tonyina"), el barco ha sufrido una vía de agua y se ha hundido. "Hemos tenido el tiempo justo para coger los chalecos y los salvavidas y hacer dos llamadas de socorro; una de ellas al club náutico de Moraira", han relatado.

Poco antes del naufragio les había pasado otra embarcación de pesca deportiva, que patroneaba Julián Pascual, el vecino de Benitatxell que hace tres semanas naufragó con dos amigos. Julián y sus compañeros sobrevivieron tras pasar 18 horas flotando en el mar agarrados a una caja de sardinas. Los rescató un velero francés.

Ahora han variado los papeles. Julián ha pasado de rescatado a rescatador. Navegaba con su padre y otras tres personas. Iban igualmente al atún. Han vuelto atrás y han salvado a los cinco náufragos, que han pasado en el agua unos 15 minutos. Un mercante también había advertido el hundimiento y había empezado la maniobra de aproximación.

La embarcación de pesca deportiva se ha ido a pique sobre las 9.30 horas. Los náufragos han llegado al club náutico de Moraira poco antes de las 12 horas. Allí esperaba personal sanitario. Los cinco tripulantes están sanos y salvos; no han sufrido ni un rasguño. Han relatado a la Guardia Civil cómo ha sido el naufragio.

"La embarcación estaba perfectamente. No nos explicamos que ha podido pasar. Ahora descansa a 140 metros de profundidad", ha indicado Guillermo Llobell. Eso sí, en apenas 15 minutos en el agua, la fuerte corriente ya había desplazado a los náufragos una milla. Por suerte, en seguida han acudido a su auxilio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine