21 de noviembre de 2017
21.11.2017

La cocina de Benitatxell le saca jugo al moscatel

Agricultores, restauradores y empresarios reflexionan sobre la pregunta del millón: «¿Cómo hacer rentable la viticultura?»

21.11.2017 | 04:15
La cocina de Benitatxell le saca jugo al moscatel

El proyecto del BioMoscatell del Poble Nou de Benitatxell trasciende ese objetivo primero de recuperar los viñedos abandonados, fomentar la agricultura ecológica y lanzar el vino Moraig y el zumo de uva moscatel. Ya era mucho. Pero el BioMoscatell también conquista la gastronomía con las jornadas Cuina´m moscatell. La uva de la Marina Alta inspira todo un recetario. En Benitatxell, le sacan todo el jugo. Así en el Forn Mónica, un obrador en el que todavía se hornean el pan, los pastissets y las cocas en un gran horno de leña, ya se elabora coca maría con zumo de moscatel o se logra que la calabaza se tueste de forma especial al empaparla con mistela. Mientras, los embutidos también se impregnan de moscatel. Y hay otros platos, que las amas de casa cocinaron ayer, que son genuinos del Poble Nou de Benitatxell, como el arròs de fava pelà o les pilotes dulces de putxero (llevan almendra y canela y evocan la cocina árabe). Y tampoco faltaron ayer los eriçons.

Todos esos platos se sirvieron en el Mercat Municipal, en una mesa redonda de reflexión sobre los vinos y productos del moscatel. Entre los comensales, estaban agricultores del proyecto BioMoscatell; el técnico que lo coordina, José Manuel Bisetto; restauradores como Miquel Ruiz , del Baret de Miquel de Dénia; José Ángel Estalrich, del restaurante el Sur de la Granadella de Xàbia, o Cristóbal González, del Brou de Pedreguer. También acudieron empresarios, como Pedro Soliveres, de la VAPF, y representantes del ámbito público, como el gerente de la Mancomunitat Cultural de la Marina Alta, Jovi Lozano-Seser; el biólogo y profesor Miguel Ángel Civera, o el concejal de Agricultura y Promoción Económica del Poble Nou de Benitatxell, Manolo Segarra. Todos le dieron vueltas a la pregunta del millón: «¿Cómo hacer rentable la viticultura en la Marina Alta?». La clave estriba en comercializar los vinos, entrar en los circuitos de distribución y llegar a supermercados y restaurantes. La hostelería apuesta por la proximidad. Pues bien, el moscatel es lo que más a mano queda en la Marina Alta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine