28 de noviembre de 2017
28.11.2017

El alcalde de Dénia apela a "afilar la creatividad" para recuperar la economía agroalimentaria de la Marina Alta

El munícipe desglosa en València, en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea, las claves de su ciudad creativa de la Unesco y el reto de rescatar un modelo productivo impulsado por la gastromonía y que preserve el territorio

28.11.2017 | 12:36
El alcalde de Dénia apela a "afilar la creatividad" para recuperar la economía agroalimentaria de la Marina Alta

La creatividad mueve montañas. En este caso, las preserva. El alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, ha desvelado esta mañana en València, en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea, las claves de la Ciudad Creativa de la Gastronomía de la Unesco. Dénia logró ese título el 11 de septiembre de 2015. Y entonces comenzó un cambio radical. Grimalt ha apelado a la capacidad de "reinventarse" de su ciudad y de la Marina Alta. La filoxera hundió la exportación a medio mundo de la pasa de la Marina. La industria juguetera de Dénia también declinó luego. Y llegó el turismo y la fiebre urbanística, que "nos ha dejado barrios que están muertos durante diez meses del año". Grimalt ha asegurado que ahora, con el incipiente "boom" de la construcción, Dénia no va a caer en errores del pasado.

El nuevo modelo productivo, ha asegurado el alcalde, pasa por la recuperación del sistema agroalimentario. Ha destacado que durante la crisis la hostelería siguió creciendo y creando empleo. En Dénia, hay más de 600 bares y restaurantes y generan 2.500 puestos de trabajo directos. El reto es recuperar la agricultura de proximidad y el producto fresco. Grimalt ha admitido que la agricutura "ha sufrido efectos devastadores". Ahora mismo la media de edad de los agricultores es de 55 años y no hay relevo generacional.

Y también ha advertido de otros carencias. Se ha preguntado por qué no han surgido industrias conserveras cuando el "polp sec" es una de las maravillas culinarias de la Marina Alta. Que los restaurantes se abastezcan de aceite producidos en las almazaras del interior de la comarca tampoco es todavía posible (no hay suficiente producción). Y el arroz que se cosecha en la Marjal de Pego tampoco da para cubrir la demanda hostelera. La producción de vino sí remonta, pero poco a poco. Grimalt ha recordado la cultura ancestral vitivinícola de la Marina Alta. En el yacimiento de Benimaquia, en el Montgó, se han encontrado evidencias arqueológicas de que ya se producía vino en el siglo VI antes de Cristo. Por tanto, allí estuvo el primer lagar de vino de Europa.

Dénia se cree su proyecto. El nuevo Plan General Estructural, como ha destacado el alcalde, apuesta por proteger y recuperar el suelo y el paisaje agrícola. Grimalt ha llamado a "afilar la creatividad". Ha subrayado que procesos como el de la "Escaldà del raïm" (para hacer la pasa) responden a ese motor creativo que siempre ha hecho avanzar a la Marina Alta. "Ha llegado la hora de sacar de nuevo la creatividad para redescubrir y reinventar nuestra comarca".

El alcalde también ha recalcado la importancia de la formación. En Dénia, ya estudian los talentos de la nueva cocina. Quique Dacosta, con sus tres estrellas Michelin, es una inspiración. Pero en esta comarca hay otras 5 estrellas (ocho en total, cuando en toda la Comunitat hay 20). Ha anunciado que el próximo año la Universitat d'Alacant ya impartirá en la ciudad estudios de grado y posgrado de Ciencias Gastronómicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine