24 de abril de 2018
24.04.2018
Costas

La medusa venenosa Carabela Portuguesa obliga a cerrar las playas de Altea

También se han detectado ejemplares en Benissa de este hidrozoo cuya picadura es muy peligrosa

24.04.2018 | 18:49
¿Qué es la Carabela Portuguesa?

El Ayuntamiento de Altea ha prohibido el baño en todas las playas de la localidad después de haber detectado la presencia de ejemplares de Carabela Portuguesa, un hidrozoo con apariencia de medusa, cuya picadura es muy peligrosa.

A través de sus redes sociales el Consistorio ha informado que desde hoy, martes 24 de abril, y hasta nuevo aviso "se ha decidido por precaución prohibir el baño en las playas donde ondeará la bandera roja por seguridad ciudadana".

La edil de Medio Ambiente, Bea Nomdedeu ha explicado que el municipio no ha tenido "ningún caso" de picadura de este venenoso especimen pero al haber detectado su presencia por parte de su servicio de salvamento marítimo se ha decidido tomar medidas "por precaución".

Nomdedeu ha afirmado que la medida obedece también a las recomendaciones del Instituto de Ecología Litoral quien ya advirtió la semana pasada la presencia de ejemplares de Carabela Portuguesa en otros puntos del litoral alicantino.

"Esperamos poder retirar la alerta a final de semana porque nuestro servicio de salvamento hace días que no realiza avistamientos, pero en cualquier caso estamos en contacto con el Instututo Litoral para ver la evolución y tomar decisiones", ha indicado.

Mientras, el Ayuntamiento de Benissa también ha informado a través de sus redes sociales de que se han visto ejemplares de carabela portuguesa en su costa. Ha pedido precaución a los bañistas.

La Carabela Portuguesa es una especie invasora propia de aguas tropicales cuya presencia también se ha detectado en las playas de Alicante. Los pasados días 10 y 11 de abril el servicio de salvamento y socorrismo de Benidorm sacó de las playas de Levante y Mal Pas hasta 14 ejemplares de esta especie.

Qué hacer ante su picadura

En primer lugar hay que retirar los restos de tentáculos que puedan haber quedado en la piel. Este proceso debe hacerse con guantes para evitar que el veneno pase también a las manos.

A continuación hay que aplicar agua salada sobre la superficie de la piel afectada. Nunca hay que utilizar agua dulce ya que, según afirma la web especializada medusas.org, esto puede provocar más dolor.

También se puede lavar la zona con agua caliente para aliviar el dolor. En este caso es preferible evitar el vinagre (que sí está indicado enalgunos casos de picaduras de medusas) si la zona no se ha limpiado correctamente con anterioridad.

Una vez lavada la zona es muy importante evitar la exposición directa de la zona afectada a la luz del sol.

Del mismo modo, no es nada recomendale rascarse.

Si los síntomas de dolor y picor no disminuyen es aconsejable acudir a un centro médico para que un especialista prescriba el tratamiento más adecuado que suele consistir en cremas con corticoides e incluso la administración de antihistamínicos por vía oral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine