02 de mayo de 2018
02.05.2018

Los hallazgos de cerámica constatan que Dénia fue una gran potencia comercial en el siglo XI

La taifa mantuvo durante el reinado de Ali intensas relaciones diplomáticas con la civilización Hammadid, en la actual Argelia, y la ciudad santa de Kairuán

02.05.2018 | 04:15
Los hallazgos de cerámica constatan que Dénia fue una gran potencia comercial en el siglo XI

A cada nuevo descubrimiento, la taifa de Dénia deslumbra más. Con el belicoso Muyahid, su fundador, la taifa conquistó las Baleares y Cerdeña. El emirato alcanzó su apogeo militar. A Muyahid le sucedió su primogénito, Ali, a quien los cronistas de la época describieron como adocenado. No tenía la vena guerrera de su padre. Pero sí fue un sutil diplomático. Los hallazgos en el arrabal del Fortí de Dénia han confirmado que en los años de Ali la taifa se convirtió en una gran potencia comercial del Mediterráneo.

El director del Museo Arqueológico de Dénia, Josep A. Gisbert, subraya que la taifa mantuvo tratos comerciales con la Alejandría fatimí y también, en el Magreb, con la ciudad santa de Kairuán (Túnez) y la capital de la civilización Hammadid, la floreciente Al Qal'a de los Beni Hammad (Argelia). De esas ciudades del Magreb llegaron a Dénia cerámicas finamente decoradas. Son piezas de lujo. En las excavaciones en el Fortí, recuerda Gisbert, se halló un conjunto coherente de cerámicas. Eran muy similares a las halladas por los arqueólogos franceses en las campañas que realizaron a principios del siglo XX en Al Qal'a de los Beni Hammad. En el siglo XI, Dénia importó bronce de Alejandría (en una excavación se halló una tinaja con 170 piezas primorosamente labradas) y cerámica de la civilización Hammadid y de Kairuán.

«La arqueología y las fuentes nos confirman esa intensa relación comercial», afirma Gisbert, quien estos días ha acudido a la universidad Yahia Fares, en Medea (Argelia), para presentar los hallazgos cerámicos de Dénia. También ha aprovechado para visitar yacimientos y museos y seguir la pista de la suntuosa cerámica que los pudientes dianenses del siglo XI tenían en sus mesas y sus casas. Daniya, la taifa fundada en 1010, fue primero de fieros guerreros y luego de avispados mercaderes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine