EN DIRECTO
Consumo

Llegar a final de mes cuesta más en Valencia

Con la crisis, los recortes y las altas tasas de paro, llegar a final de mes es cada vez más difícil. Dos de cada diez valencianos han tenido que pedir ayuda.

 15:58  
Compras por el centro de Valencia
Compras por el centro de Valencia marga ferrer

ÁNGEL GARCÍA
VALENCIA
La crisis que se ha apoderado de la actual situación financiera española no deja de poner trabas a los presupuestos de los hogares valencianos. Por si los niveles récord de paro y de recortes económicos en comparación con el resto de comunidades autónomas no fueran suficientes problemas, ahora todo parece indicar que las familias valencianas también se cuentan entre las que mayores dificultades tienen para alcanzar el final de mes con un balance positivo en sus cuentas. De hecho, y como si de vasos comunicantes se tratara, el fenómeno se agrava por la continua destrucción de empleo (que se cifró a finales del mes de marzo en más de 572.000 personas, según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social). La retirada de ciertas ayudas económicas, las rebajas en los salarios y el encarecimiento del coste de la vida (el IPC comunitario se encareció un 0,6% en marzo, según el Instituto Nacional de Estadística), también suman como factores decisivos que han situado a las familias de Valencia a la cola del tren del bienestar español.

Esta reflexión principal es la que se desprende de la publicación de un reciente informe elaborado por la Universidad Internacional de Valencia (VIU), a través de su instituto VIU Future y con la colaboración de la agencia de estadística Tecel Estudios Sigma-2. Sus resultados señalan a las claras cómo la recesión económica ha estrangulado las economías domésticas valencianas en mayor grado que en el resto de España, al tiempo que señala a la inestabilidad laboral como el elemento más desequilibrante para la cartera de las mismas.

El estudio en cuestión, enfocado a analizar la sostenibilidad real del Estado del Bienestar español en estos momentos, y resultado de la interpretación de más de 1.200 sondeos realizados en toda la Comunitat entre febrero y marzo de este año, también muestra los cambios de estrategia domésticos de los valencianos para superar estas nuevas dificultades. Así, entre las principales medidas adoptadas por la mayoría de los encuestados, se encuentra la reducción del presupuesto total dedicado al hogar (algo más de un 85%, en comparación con el 81% de la media nacional, afirmó que ha tenido que recortar gastos de todo tipo a la hora de comprar). En esta línea, destaca además el aumento de las peticiones de ayudas económicas a familiares y conocidos, que se cifra en algo más de un 18% y supera por más de un punto a la cifra correspondiente a la media española. También es reseñable la solicitud de apoyos a ciertas instituciones sociales como organizaciones no gubernamentales o la Iglesia, aunque es ligeramente inferior con una minoría del 3% frente a los datos nacionales (3,2%). El mismo estudio desvela también que, pese a todo, hasta el 20% de los valencianos encuestados afirmaron no haber notado en su economía diaria los estragos de la crisis.

Ahorrar en los pequeños detalles
Para Fernando Móner, presidente de la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu), las mayores dificultades para llegar a fin de mes en comparación con el resto de españoles responde a la conjunción de muchos pequeños factores como «el incremento de la presión fiscal, las subidas del IRPF o el aumento del más del 7% en el recibo de la luz». También recuerda que la exponencial subida de la tasa Tamer de recogida de residuos en los diversos municipios valencianos, el aumento del coste de los transportes públicos o el impuesto inmobiliario no hacen más que «agobiar a los valencianos» con más frentes que atender cada mes.

«El consumo se ha visto reducido de forma clara. El problema es que no va a aumentar, porque este año está siendo el peor de todos», reconoce Móner. Esto ha llevado a que los primeros gastos que se suprimen hayan sido los relativos al ocio y a la cultura; desde disminuir el número de escapadas vacacionales o pasarlas en casa de familiares, hasta evitar pisar el cine o comer fuera de casa. Además, el consumo de marcas blancas (que alcanzó una cuota de mercado del 42,2% en las ventas del pasado mes de febrero) o la resolución de contratiempos caseros sin requerir los servicios de profesionales son otros signos claros de una mayor responsabilidad en el dispendio por parte de los valencianos. Para ellos, Fernando Móner recomienda «responsabilidad, elaborar una planificación económica clara y que responsabilice a los hijos, buscar las mejores ofertas al comprar y mejorar la eficiencia energética en el hogar para reducir el consumo eléctrico».

Un reto conocido en las familias con hijos
Aunque la crisis afecta a todos por igual, las familias con hijos tienen aún más difícil legar a fin de mes sin algún que otro apuro. «Ya no me acuerdo de la última película que vi en el cine», confiesa Pedro M., de 42 años y natural de Torrent. Y es que ser padre de familia y tener un salario congelado no ayuda mucho. «En casa se nota bastante cuando se acaba el mes. Se junta todo y sólo con la hipoteca y los gastos corrientes ya se va casi todo el presupuesto», dice. «Mis hijos son los únicos que salen ya de casa», dice, «pero para eso tienen su paga y lo que ganen trabajando, ya lo saben», aclara. La historia de Lucía C. y Tomás H. tampoco es muy diferente. Con 34 y 37 años respectivamente, esta pareja de valencianos se conforma con poco. «Con mantener nuestros trabajos y poder alimentar y educar bien a nuestro hijo nos sobra», dice Lucía. Para Tomás, el ocio de los suyos queda restringido hasta verano, donde no se privarían de «disfrutar de unas semanas de vacaciones».

Los valencianos ven «necesario» recortar
Los ciudadanos valencianos estarían dispuestos a tomar las medidas de ahorro «necesarias» siempre y cuando sirvieran para evitar un progresivo desmantelamiento del Estado de bienestar. Al menos esto es lo que se extrae del reciente estudio sobre el bienestar de la Comunidad Valenciana promovido por la Universidad Internacional de Valencia, en colaboración con la agencia Cetel Estudios Sigma-2. Con este fin, aceptarían desde la aplicación de un copago sanitario (que estarían dispuestos a introducir el 29,5% de los encuestados) hasta la subida de las tasas y el recorte en gastos públicos (46,2%), pasando por la creación de un impuesto para grandes fortunas (89,1%).

Entre las 1.200 opiniones sondeadas, también destaca el 61,2% de los encuestados que cree necesarios recorte el gasto púbico. Igualmente, es mayoritaria la postura de que deben reducirse los sueldos de los cargos públicos (98,6%) y la propia administración (96,1%).

  HEMEROTECA
Levante-emv.com y Levante-EMV son un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de Levante-emv.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya