Un otoño sin feria

La crisis económica ha puesto fin a un certamen que durante el último medio siglo ha abanderado uno de los principales negocios de Feria Valencia. Los certámenes relacionados con el hábitat (mueble, decoración, textil e iluminación, entre otros) han tenido que fusionarse con Cevisama, que se celebrará en febrero de 2014. El sector del mueble terminará el año 2013 sin actividad ferial.

12.09.2013 | 01:23
Una exposición en la feria del Hábitat en Valencia.
Una exposición en la feria del Hábitat en Valencia.

a reciente integración de los eventos comerciales del mueble, madera, textil y decoración de Feria Valencia con el de cerámica (Cevisama) debido al carácter deficitario de estos certámenes en solitario „que se celebrarán conjuntamente el próximo mes de febrero de 2014„ ofrecerán este próximo otoño un panorama inusual en el territorio ferial: por primera vez en medio siglo de historia no habrá feria del mueble en un ejercicio. Valencia se queda si feria del mueble en 2013. Con el paso de los años y en medio de una dura competencia desde otras instituciones españolas y europeas, el sector y su industria auxiliar se quedan sin evento propio y tienen que encontrar aliados para poder sobrevivir en el mercado. La crisis arrasa con casi todas las actividades económicas y sus dificultades tumban eventos organizados por la entidad ferial que preside el empresario Alberto Catalá.

A principios de este año, el máximo responsable de la Feria Hábitat Valencia, José Blasco, llegó a reivindicar su viabilidad en solitario sin unirse a Cevisama. Pero no será así. Pocos meses después, Blasco, daba marcha atrás y reconocía que la integración con Cevisama «es un proyecto donde ganamos todos. Por un lado, el visitante de la feria puede tener a su disposición toda la potente oferta de ferias como Cevisama, Fimma (maquinaria) y Maderalia. Por otro „agrega„ los expositores van a poder dimensionar aún más el número y perfil de sus potenciales compradores con la incorporación de visitantes nacionales e internacionales que atraen estas citas complementarias».

Mientras Milán, París, Madrid o Zaragoza resisten los embates de la globalización de los mercados lejos quedan aquellos tiempos gloriosos en los que los pabellones de Benimàmet llegaban a albergar más de un millar de expositores, tanto de España como de otros países. «La Feria de Zaragoza „según contaba recientemente un comprador valenciano„ tiene una afluencia más que notable. Tanto los expositores, como los clientes y representantes consultados responden que es más que digna y todos contestan que volverán», comentaba recientemente este comercial de la Comunitat Valenciana.

Mejora de las exportaciones
Y mientras languidece la feria del mueble, la industria exportadora confía en una pronta recuperación por el tirón del mercado exterior. Las empresas de esta industria tradicional manufacturera en España, en medio del desplome del consumo interno, esperan incrementar sus exportaciones entre un 5 y un 6 % en 2013. Por su parte, las firmas autóctonas se muestran más optimistas al elevar ese porcentaje al 10 %, según constata un estudio realizado por la Asociación Nacional de Industriales y Exportadores de Muebles de España (Anieme), que agrupa a cerca de 800 firmas exportadoras.

La exportación de muebles de la Comunitat Valenciana alcanzó los 308,5 millones de euros en el año 2012, cifra que representa un incremento del 12,8 % en comparación con el ejercicio precedente. De este modo, la Comunitat Valenciana se mantiene como la segunda autonomía con mayor comercio exterior por detrás de Cataluña. Ambas suman un 52 % del total de España.

En busca de un plan de viabilidad
En busca de un plan de viabilidad ante la crisis de liquidez de Feria Valencia, la dirección de la entidad, cuya plantilla roza los 200 empleados, ultima un plan de futuro para garantizar su sostenimiento económico en los próximos años. Feria Valencia negocia con la Generalitat las condiciones del aval que ha pedido a la administración autonómica para que las entidades financieras otorguen un crédito de tres millones con vistas a cubrir sus problemas de liquidez. El programa de futuro podría conllevar un nuevo ajuste de personal y de estructura. En 2011 redujo su plantilla un tercio. Feria Valencia, controlada por el ayuntamiento, la Generalitat y la Cámara de Comercio, atraviesa una seria crisis económica al encadenar cuatro ejercicios con pérdidas y una abultada deuda tras la obras de ampliación. La entidad aplicó un recorte salarial medio del 20 % a su plantilla, que advierte de los problemas para cobrar sus últimas nóminas. j. l. z. valencia

Juegos online - Crucigrama
Enlaces recomendados: Premios Cine