Finanzas

Sicav en el nombre de Dios

17.09.2013 | 02:22
Sicav en el nombre de Dios
Sicav en el nombre de Dios

Entidades ligadas a la Iglesia católica han encontrado en las sociedades de inversión en capital variable (Sicav) un instrumento para canalizar sus ahorros. Los Hospitalarios de San Juan de Dios, la archidiócesis de Astorga, las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl o el valenciano Colegio Seminario del Corpus Christi tienen sus recursos depositados en este vehículo de baja fiscalidad.

Hace ya muchos años (hay quien opina que ha sido así desde su existencia) que la Iglesias Católica y muchas de sus organizaciones y entidades asociadas han profesionalizado sus finanzas. No hay más que ver algunos de los asuntos turbios que han salpicado el Instituto para las Obras de la Religión, conocido como el Banco del Vaticano, para llegar a la conclusión de que en el universo de las sotanas hay verdaderos especialistas en ingeniería financiera. Algunas entidades religiosas de España también han recurrido a instrumentos societarios complejos, gestionados por profesionales y cuya accesibilidad parece restringidas a aquellos que cuentan con grandes capitales para poner a buen recaudo sus recursos económicos.

En España hay al menos cinco sociedades de inversión en capital variable (Sicav) cuyos accionistas son directamente organizaciones religiosas. Una de ellas se ubica en Valencia. Es el Real Colegio Seminario del Corpus Christi o del Patriarca. Construido a caballo de los siglos XVI y XVII sus muros albergan un museo con valiosas pinturas del El Greco, Joan de Joanes o Ribalta. Pero esta no se la única de sus riquezas. También es el principal accionista de RCSCCH 1604, una Sicav con un patrimonio de 3,86 millones de euros que invierte en todo tipo de productos financieros como acciones y bonos y que gestiona el Banco Mediolanum. Fundada en 2001, RCSCCH 1604 llegó a contar en 2010 con 4 millones de euros de patrimonio. En el primer semestre de 2013 la rentabilidad de sus inversiones fue negativa en un 1 %.
La actividad del Colegio se circunscribe al mantenimiento del inmueble (un bello edificio declarado Bien de Interés Cultural) y a formar a un reducido grupo de seminaristas. Se financia con donaciones.

La estrella de las Sicav de Dios hasta hace poco era Finanzas Querqus, el instrumento de inversión y ahorro de la orden de los Hospitalarios de San Juan de Dios. Cuentan con 7 centros hospitalarios, 3 de salud mental, 5 de atención a la exclusión social, 4 de discapacidad, 3 de atención integral a la vejez, 3 docentes y 1 centro especial de empleo. En total, se integran en esta organización 82 hermanos, 569 voluntarios y más de 3.500 trabajadores, según los datos de la propia orden.

Parte de sus beneficios iban a parar a la Sicav Finanzas Querqus, que llegó a contar en 2012 con un patrimonio de 14,9 millones de euros y lideraba a lista de mercantiles religiosas. Sin embargo, los Hermanos Hospitalarios deben haber encontrado otra vía de inversión. Por razones que no han explicado, el pasado mes de mayo redujeron en un 79 % el capital de la Sicav. A día de hoy todavía conserva un patrimonio de 3,1 millones de euros.

Otra entidad con Sicav es la archidiócesis de Astorga, que controla Naujirdam Inversiones, cuyo patrimonio alcanza los 5,1 millones de euros. En 2010 llegó a contar con 7 millones de euros. Ulls Nous es la Sicav que controlan las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul. Disponen de un patrimonio de 5,4 millones y han logrado un rentabilidad más que aceptable del 3,5 % durante el primer semestre del año. La lista la cierra Francat Inversiones, que controla la orden de la clarisas franciscanas de Cataluña. Su patrimonio es de 4,1 millones de euros.

Juegos online - Crucigrama
Enlaces recomendados: Premios Cine