Técnicos

La oportunidad alemana

Alemania se ha convertido en una segunda oportunidad para numerosos profesionales técnicos, como electricistas, fontaneros e instaladores de gas, que con el estallido de la burbuja inmobiliaria se vieron sin empleo y con todas las puertas de futuro cerradas.

30.11.2013 | 01:52
Un grupo de aspirantes a los puestos de trabajo en Alemania durante una reunión informativa en FEMEVAL.
Un grupo de aspirantes a los puestos de trabajo en Alemania durante una reunión informativa en FEMEVAL.

Son valencianos, tienen una edad media de 30 años y la gran mayoría nunca ha cogido un avión y mucho menos para trabajar fuera. Sin embargo, asistieron el pasado viernes a la reunión con Stephan Behringer , director ejecutivo de personal Beratung y la persona que decidirá si acceden a un empleo en Alemania. Se buscan electricistas, fontaneros, frigoristas y técnicos de gas con experiencia o titulación y que tengan de 25 a 40 años. Este es el reclamo que ha convocado a nueve valencianos a las puertas de la Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana (Femeval) en las jornadas de entrevistas que se han desarrollado durante esta semana.

A los seleccionados se les ofrece un contrato laboral de 1.600 euros brutos que se convierten en 1.110 netos para solteros y 1.250 para casados con hijos cuya pareja gane menos de 16.000 euros brutos anuales. Todo esto, por una jornada de 40 horas semanales, con 20 días mínimos de vacaciones y jornada intensiva de 7.00h a 16.30 con media hora para comer.

Es la quinta edición de este programa que comenzó en septiembre de 2012, después de que Personal Beratung planteara a Femeval un acuerdo de colaboración. Desde entonces ya son 45 valencianos los que trabajan en las empresas alemanas que necesitan técnicos de instalaciones en obras nuevas y reformas.

La mayoría de los empleos se reparten entre el sur y el este del país germano, pero los asistentes a la reunión todavía desconocen en qué ciudad trabajarán en caso de ser seleccionados. El proceso es largo. Después de la reunión de grupo con Stephan, empiezan las entrevistas personales y cuando todos los trabajadores han sido seleccionados, comienzan los cursos de formación. Cursarán 300 horas de alemán en una escuela de idiomas por las que han de pagar 122 euros reembolsables si completan el curso y están dispuestos a trabajar en Alemania. «Queremos evitar con esto que la formación se convierta en un curso de alemán gratuito para personas que no tengan interés en viajar posteriormente», afirma Stephan Behringer.

Además, atenderán a 8 días completos de formación profesional con técnicos alemanes en la escuela de Femeval de Alaquàs. Durante estos tres meses, Personal Beratung se encarga de establecer convenios para que al acabar el curso todos los candidatos tengan trabajo.«El 80% de la pasada edición se fueron 4 días después de finalizar la formación y el resto se está marchando ahora», señala Behringer.

Un año de contrato
Las empresas alemanas ofrecen un año de contrato que contempla las mismas condiciones para todos los aspirantes y mediante el que se comprometen a costearles un seguro médico integral que se paga con la diferencia del salario bruto al neto. Además, serán responsables de buscar un alojamiento que no cueste más de 300 euros al mes y de ofrecer a los empleados con hijos 184 euros mensuales por niño en el caso de que el cónyuge cobre menos de 16.000 euros brutos.«Este primer año es un año de prueba, pero lo que nos gustaría es que los valencianos se quedarán un tiempo largo en Alemania». Los jóvenes alemanes han perdido interés por este oficio y necesitan gente que trabaje en obras nuevas y reformas, así como en la instalación de energías alternativas.

Trabaja en Alemania
Adrián , Fontanero

Soy el primero del programa en Hamburgo y ya he salido en la tele y en dos periódicos alemanes, echo de menos el clima pero me tratan muy bien. Vivo en un chalet cerca del trabajo y los gastos básicos son los mismos que en España, aunque salir es más caro. Cobramos menos que los alemanes ya que no tenemos la «FP» de tres años que han hecho los demás compañeros y el nivel de alemán necesario. Pero en enero empiezo un curso de alemán que me paga la empresa. Aquí me siento más valorado que en Valencia.

Trabaja en Alemania
Minerva, electricista

Tengo 35 años y soy la única mujer en Alemania con este programa. Lo que más echo de menos es a mi pareja y a la familia, y aunque era el primer avión que cogía en mi vida, estoy muy contenta, en la empresa me tratan muy bien. Lo más complicado es el alemán y lo más fácil, ser mujer. Aquí soy un trabajador más y me encuentro más integrada que en Valencia. De hecho, cuando fui a la entrevista con Stephan ni siquiera se había fijado en que era mujer; me contrató por mi currículum y eso nunca me había pasado. Si no fuera por la hipoteca que tengo en España , esto sería un chollo, cobro 1.100 euros por ocho horas al día.

Aspirante
Alfonso, fontanero

Tengo 39 años y llevo 3 meses desempleado.Me gustaría ir a Alemania porque allí el trabajo está más regulado, hay mejores condiciones laborales y tienes el apoyo de las instituciones. Yo tengo dos chiquillos y necesito que el Estado se implique. Me están obligado a irme porque allí la conciliación de la vida laboral y familiar es más fácil.

Seleccionado
Vicente, electricista

En enero vuelo a Landau, Alemania. Tengo 29 años y muchas ganas de vivir la experiencia. Muchos compañeros ya están allí y están muy contentos, yo me lo planteo como un aventura, aquí llevo tres años trabajando de forma intermitente y allí al menos tengo un año de empleo, acumulo experiencia y aprendo un idioma, aunque si pudiera trabajar en España no me iría.

Aspirante
Salvador, instalador técnico

Soy ingeniero agrónomo, he trabajado en la construcción y como formador en el Servef, pero allí la consellería lleva desde 2010 sin pagar y me han tenido que despedir. He venido a informarme pero no creo que me vaya a Alemania por ese sueldo, aquí tengo una hipoteca que debo pagar y a mis hijos y mi mujer que por suerte aún trabaja. Si me pagaran más me iría, pere para no ahorrar me quedo.

Trabaja en Alemania
Juan, fontanero

Trabajo en Würzburg, estoy casado y echo de menos a mi familia, pero me gusta la empresa. Fuimos juntos a la October Fest y el jefe pagó una ronda de cervezas; ¡ya llevan un mes organizando la cena de Navidad! Me dan vacaciones cuando las pido y me han ayudado en todos los trámites. Cobro 1.225 euros netos haciendo algunas horillas y me han propuesto quedarme con un contrato indefinido, pero todavía no tengo nada decidido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Juegos online - Crucigrama
Enlaces recomendados: Premios Cine