09 de octubre de 2015
09.10.2015

feixistes

09.10.2015 | 01:03
feixistes

Siempre intento mantener el máximo respeto hacia aquellas personas que no comparten mis planteamientos políticos. En ocasiones he de reconocer que me cuesta bastante, ante determinados individuos que utilizan el insulto como medio de provocación.

Últimamente personas disfrazadas de tolerantes o que por lo menos presumen de ello, utilizan de manera más o menos habitual el insulto para dirigirse a mí. Entre las ofensas que profieren destaca la palabra "feixiste", un término que bien podrían autoaplicarse dada su intolerancia hacia otras ideas. Con esta gente de comportamiento sectario y oscuro, no se puede jugar, o estás con ellos, o contra ellos.

Sin ir más lejos, ayer, me detuve ante la fachada del Ayuntamiento. Allí me paré a fotografiar las banderas que cuelgan en los mástiles del balcón, con especial atención a la de Sagunto, que hasta ahora la conocía con una franja roja en uno de sus extremos, pero que en este caso era una bandera cuatribarrada. Un personaje que ocupa un importante cargo institucional se dirigió a mí, preguntándome porque hacía las fotos. Le comenté que había llamado mi curiosidad la falta de esa franjay le pregunté si la bandera del balcón era la oficial. Me contestó que lo de la franja roja era mentira. Dije que esperaba que el 9 d'Octubre se rindiera homenaje a la Reial Senyera, y no a otra, lo cual levantó sus iras y me espetó: "vés-te'n al teu poble"... así lo soltó, lo cual me conduce a pensar que tenía problemas de dicción. La cosa no quedó ahí.

Había bastante cola de vehículos y tuve que detener el mío en el Camí Reial. Cual fue mi sorpresa cuando este tipo se acercó y eso sí, llevaba ventanilla bajada, por lo que pudo hablarme desde una posición muy cercana; comenzó con una sarta de insultos, que no voy a reproducir, salvo uno que profirió en varias ocasiones, feixiste... también insistió en acusarme de provocador, cuando era al revés. En ese momento supe que lo que buscaba es una mala reacción, pero supe controlar la situación. Es cierto que me calenté, pues soy humano, y en mi contra he de reconocer que respondí con sus mismas técnicas ofensivas, perocorrecta dicción.

Me temo que los insultos hacia mi persona o mentando a mi familia, son una estrategia calculada, pues ya han sido varios individuos los que han utilizado esta técnica, teniendo como característica común que son simpatizantes o conocidos miembros de un partido nacionalista con representación en el ayuntamiento. De hecho, tengo pendiente ir a prestar declaración por las faltas graves dirigidas contra mí en redes sociales por uno de ellos. Además Iniciativa Porteña (IP) pedirá que el ayuntamiento emprenda acciones disciplinarias contra un funcionario que bajo nuestro criterio faltó de manera grave a varios concejales. Espero que en este caso el alcalde no actúe como encubridor de uno de los suyos.

Las malas formas los describen y ante la falta de argumentos para rebatir o convencer a los de IP, vienen con estas técnicas propias de personas de baja calidad humana o intelectual. Sin embargo, una característica muy común entre ellos es que son sectarios y se creen por encima del resto del mundo, problemente una dosis mal administrada de ese nacionalismo cada vez más rancio que representan. En cuanto a lo de fascistas, la RAE, que en su tercera acepción dice que es ser «excesivamente autoritario» y solo hace falta ver como actúan estos falsos progres, y el alcalde en cada pleno. Demuestran con su asalto a la democracia, con su desobediencia a la mayoría del pleno, que el feixisme, está en el lado contrario al que piensan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine