03 de noviembre de 2015
03.11.2015

Las inundaciones paran las clases en Villar Palasí y fuerzan a dar un plazo para la obra

El alcalde ordenó el desalojo por razones de seguridad y anunció que la conselleria prevé licitar las obras en 6 meses

02.11.2015 | 23:26

Las intensas lluvias obligaron ayer a suspender las clases de infantil en los barracones instalados «de forma provisional» hace 8 años en el colegio público Villar Palasí de Sagunt. Como ya ocurriera hace alrededor de un año, las aulas tuvieron que desalojarse ante la gran cantidad de agua que, esta vez, inundó el suelo de muchas de las clases y que caía a chorros por las juntas del tejado. Un total de 69 niños de entre 3 y 5 años acabaron agrupados en la biblioteca del edificio de primaria, haciendo actividades improvisadas por sus profesoras; mientras tanto, en las aulas, el agua desbordaba a la limpiadora enviada de forma automática al centro desde la empresa municipal siempre que llueve de forma intensa.

La decisión de suspender las clases fue adoptada por motivos de seguridad por el propio alcalde, Quico Fernández, tras visitar junto al edil de Educación, José Manuel Tarazona estos barracones donde estudian 150 alumnos, aunque muchos no fueran ayer a clase o los recogieran sus padres al ver cómo llovía.

Las inundaciones indignaron a los padres de alumnos y la presidenta de la asociación, Mari Cruz Pineda, admitía que no descartaban retomar las movilizaciones después de ver que la construcción del centro no llega, a pesar de que el anterior gobierno autonómico prometió licitarlo el pasado mes de julio.

Aún así, las autoridades locales trasladaron ayer a la Conselleria de Educación su indignación ante lo sucedido y demandaron la construcción del parvulario nuevo que la administración autonómica lleva prometiendo año tras año. «Nos hemos puesto en contacto con la conselleria esta mañana y han enviado a dos técnicos para hacer una valoración y también hemos hablado con el responsable sobre la solución definitiva y, a día de hoy, podemos asegurar que la conselleria ya está haciendo la última revisión del proyecto y probablemente las obras se adjudicarán en seis meses» adelantaba ayer el alcade de Sagunt, Quico Fernández.

Pese a que el proyecto no se contempla en el borrador de presupuestos de la Generalitat Valenciana de manera específica, el mandatario saguntino asegura que sí está contemplado para el próximo año.

La respuesta de la conselleria ha sido calificada por el alcalde de «grandísima noticia», asegurando que «la tan deseada escuela infantil de Villar Palasí va a comenzar sus obras antes de que acabe el actual curso escolar, así que por fin podemos ver la luz».

El anuncio de la conselleria se producía tras la suspensión de las clases en infantil; una medida que de proseguir las lluvias continuaría durante el día de hoy, como explicó Fernández y fuentes del centro.

Ayer también se barajó la posibilidad de retomar los actos de protesta ante lo sucedido, ya que no es la primera vez que las aulas prefabricadas padecen problemas de este tipo que obligan a suspender clases, además de por las promesas incumplidas de la administración autonómica.

«Vida útil expirada»

Responsables del centro consideraban en declaraciones a Levante-EMV que «después de 8 años, la vida útil de las aulas prefabricadas ya ha expirado» y por ello, «aunque tienen aire acondicionado y calefacción, se inundan siempre que llueve porque el agua se cuela igual». Por ello, al igual que hacía la presidenta del AMPA, descartaban que la conselleria «gaste dinero en renovarlas» y reclamaban que impulse de una vez el nuevo parvulario.

El alcalde justificaba el retraso de la construcción de un nuevo aulario al proceso de revisión de la empresa Ciegsa, encargada de las obras, «porque se han cometido muchísimas irregularidades, algunas muy graves, como la desaparición de dinero de la Unión Europea para la construcción de infraestructuras educativas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine