21 de abril de 2016
21.04.2016

Un plan de recaudación rebaja a 1.121.000 euros la deuda vecinal en Gilet

El consistorio espera que la nueva campaña de pagos y los esfuerzos de la diputación reduzcan aún más la cifra

21.04.2016 | 00:10
Un plan de recaudación rebaja a 1.121.000 euros la deuda vecinal en Gilet

El plan extraordinario de recaudación impulsado en el Ayuntamiento de Gilet está incluyendo, desde hace meses, múltiples embargos de cuentas en las entidades de crédito con tal de lograr la regularización de la situación fiscal de muchos vecinos respecto al pago de impuestos. Los servicios de la Diputación Provincial están realizando estas tareas, en combinación con los propios servicios del ayuntamiento; de hecho, el primer ejercicio completo en el que la responsabilidad de la recaudación recayó en los servicios de la Diputación Provincial fue 2015, y en este ejercicio se está procediendo a comunicar a todos las obligaciones pendientes, que tienen con la hacienda municipal.

A finales de 2014, la cantidad que los vecinos de Gilet adeudaban a su ayuntamiento, superaba el millón doscientos cincuenta mil euros, de los que cabe destacar más de 664.000 euros de contribución urbana (IBI), más de 153.000 en impuesto de vehículos, casi 37.000 en contribuciones especiales, 18.000 euros en plusvalías, y así sucesivamente hasta llegar a la deuda señalada.

Costa asuma el desgaste

El actual alcalde, Salva Costa (PSPV) señala que «hasta el ejercicio de 2014, la corporación se limitaba a dar de baja de oficio todas aquellas deudas que superaban los cinco años y ello había acostumbrado a mucha gente a olvidar sus obligaciones, sin procederse a la recaudación ejecutiva, pues ello produce cierto desgaste de popularidad para el equipo de gobierno, desgaste que nosotros estamos dispuestos a asumir. No nos podemos estar quejando siempre de endeudamiento y no proceder a cobrar lo que nos deben, y además los que pagan creen que es una injusticia tremenda que todos no seamos cumplidores con nuestras obligaciones».

Por ejercicios, del año 2009 estaban pendientes 222.000 euros, del año 2010, 118.000 euros, del año 2012, la deuda era de 201.000 euros, del año 2013 se debían 182.000 euros y del 2014 ,230.000 euros. Una vez transcurrido el primer plazo del plan de recaudación extraordinario, la deuda global ha bajado a un millón ciento veintiún mil euros (1.121.000). La corporación espera que con la nueva campaña de pagos del 2016, más los esfuerzos que está realizando la Diputación esta deuda se reduzca sensiblemente. Este fue el objetivo que se trazó en la reunión que tuvo lugar, en las dependencias de la Diputación entre los técnicos de ésta, presididos por el jefe de servicio Ricardo Angel y el alcalde Gilet y el concejal de Hacienda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine