06 de mayo de 2016
06.05.2016

El Ayuntamiento de Benavites rompe relaciones con la parroquia

Insta al Arzobispado a sustituir al cura «por reiterados actos contra las costumbres locales»

06.05.2016 | 10:04
El Ayuntamiento de Benavites rompe relaciones con la parroquia

El Ayuntamiento de Benavites ha acordado romper relaciones con la parroquia mientras el cura párroco siga siendo Francisco Llorens.

Todos los ediles del consistorio (PP, Compromís-ERPV y PSPV) así lo decidieron de forma unánime ante «la necesidad de frenar actitudes hostiles que alteran el día a día del pueblo y el bienestar de los vecinos». Así lo explicó ayer el alcalde, el popular Carlos Gil, ante numerosos vecinos durante la reunión que convocó en el consistorio para dar explicaciones de la medida.

«Conste que no tenemos nada contra la iglesia. Hace 21 años que soy concejal y no he faltado a ninguna procesión; pero esto es intolerable. Queremos dejar claro que la actuación va exclusivamente contra el la persona del cura que ha protagonizado múltiples acciones contra asociaciones, personas e instituciones desde que llegó», afirmaba Carlos Gil.

Según expuso ayer ante decenas de vecinos que llenaron el salón de plenos, el cura ha tenido problemas con múltiples asociaciones como Amics de Benicalaf dinamizadores de la Romeria de l'Aurora y los organizadores de la Hoguera de Sant Antoni, entre otras. «Los vecinos merecemos un respeto y vivir en paz; por ello hemos pedido al arzobispado que sustituya al cura; además hemos entrado en contacto con los ayuntamientos de Quart y Quartell para que conozcan nuestra determinación y se unan a ello si lo consideran oportuno. No vamos a tolerar ninguna intromisión más por parte del cura» añadía Carlos Gil.

Las acusaciones que, según los ediles del gobierno, lanzó el sacerdote desde el púlpito el día 17 de abril fueron el detonante de la actuación municipal. «Tengo que hacer un anuncio muy grave. Las campanas no suenan porque hay un cable quemado porque la instalación de la iglesia es una chapuza que hizo el hermano del alcalde. Además, la Diputación dio una subvención de 60.000 euros y la obra costó 24.000. ¿Dónde está el resto del dinero? ¿En Panamá? Y los cristianos, a pagar». Éstas fueron, según el equipo de gobierno, las polémicas palabras de Francisco Llorens que decidieron al consistorio a actuar.

En concreto, en una carta firmada por todos los ediles han solicitado al arzobispado la retirada inmediata del responsable de la parroquia. El escrito registrado en el palacio arzobispal anuncia la desvinculación del ayuntamiento de la parroquia puesto que, según explicaba el alcalde, el cura «se ha enfrentado con todas las asociaciones que en ella participaban tradicionalmente»

En la reunión informativa ante sus vecinos el equipo de gobierno de Benavites se mostró sumamente afectado por la determinación, pero dijeron que no acudirán a la iglesia de la Mare de Déu dels Ángels mientras su cura siga siendo Francisco Llorens. «Quiero que quede claro, no se trata de una medida contra la Iglesia; yo siempre he acudido y participado de todo excepto cuando por motivos familiares me ha sido imposible; ahora bien no voy a compartir ningún acto con este párroco. No queremos batalla, tan solo instamos a que se nos respete y que no se den más injerencias ni intromisiones en la vida de los vecinos de nuestra localidad», afirmaba Carlos Gil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine