06 de mayo de 2016
06.05.2016

Dignidad para los fusilados en Sagunt tras la Guerra Civil

Una nueva lápida pone nombre al fin a las 27 personas que seguían enterradas «sin derecho a identidad» y recordadas sólo por sus familias

06.05.2016 | 13:33
Dignidad para los fusilados en Sagunt tras la Guerra Civil
El acto de Homenaje reunió a más de medio centenar de personas. Momentos de la ofrenda floral La hija de uno de los ajusticiados, Lola Pineda, dando las graciasLos alcaldes de Sagunt, Puçol y el Puig, con el presidente de la asociación por la memoria históricaJuan Picazo leyó una poesíaEmoción y lágrimas. f dani tortajada

La emoción presidió ayer la colocación de una nueva lápida en recuerdo a las 27 personas fusiladas hace 77 años en Sagunt, poco después de que hubiera concluido oficialmente la Guerra Civil. Los alcaldes de Sagunt, Puçol y El Puig se unieron para recordar a aquellos ajusticiados que durante años quedaron «sin derecho a identidad por defender la democracia y la libertad», según afirmó el conductor del acto, Toni Llorens; un anonimato que primero les llegó en una fosa común, y luego en dos nichos del cementerio a los que fueron trasladados por sus familiares en los años 70, pero donde sólo se aludía a «Los del 5 de mayo de 1939».

Dignificar esta situación fue el objetivo de esta efeméride de «justicia social» que culminó con la instalación de una nueva lápida con los nombre de todos los ajusticiados. «Se les ha hecho justicia», aseguró el alcalde de Sagunt, Quico Fernández, además de agradecer la unión de todos los presentes, por encima de partidos y políticas «para recordar unos hechos lamentables».

Más crítica fue la representante de la plataforma 14 de abril, Nuria Férriz, quien consideró que ese «símbolo de reparación» debería «haber llegado antes».

Aunque hubo un hueco para la poesía a cargo de Juan Picazo, el momento más emotivo fue la intervención de Lola Pineda, hija de unos de esos 27 ajusticiados. Con lágrimas en los ojos, la mujer de avanzada edad dio las gracias a todas las autoridades, instituciones, colectivos, al PSPV y «a los amigos republicanos» por hacer posible ese momento después de 77 años del fusilamiento.

Sus palabras precedieron al descubrimiento de la nueva lápida colocada por el ayuntamiento de Sagunt, tras un acuerdo unánime del pleno, a instancias del PSPV. «Van morir per defendre la democràcia i la llibertat», se podía leer junto a todos los nombres. Sobre ella depositaron varios centros de flores de parte de familiares, amigos y colectivos. Fue un momento que Pineda calificaba de «maravilloso». «Estoy muy satisfecha, he luchado mucho y también hemos sufrido mucho, pero ya se ha hecho justicia», dijo.

Al acto acudió el gobierno de Sagunt casi al completo, el alcalde de Puçol, Enric Esteve, y la alcaldesa de El Puig, Luisa Salvador. No faltaron ediles socialistas, PP y Ciudadanos de Sagunt, representantes de CC OO y UGT, el Foro Republicano, la asociación por la Memoria Histórica, familiares y amigos. El alcalde de Puçol declaró luego a Levante-EMV que «por fin se ha hecho justicia» y dijo que no se puede dejar que la gente continúe en las cunetas» mientras su homónima de El Puig recordó a los labradores de esa localidad fusilados «defendiendo la democracia».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine