13 de mayo de 2016
13.05.2016

El cambio de lámparas hará ahorrar a Sagunt 80.000 euros

El consistorio ha sustituido el alumbrado interior de numerosos edificios municipales y varios colegios

13.05.2016 | 09:56

Utilizar la renovación tecnológica como fuente de ahorro. Con ésa filosofía, la delegación de Mantenimiento del Ayuntamiento de Sagunt ha cambiado un total de 7.986 lámparas convencionales de edificios públicos e instalaciones municipales por lámparas LED.

El objetivo de este cambio es contribuir con el Medio Ambiente, solidarizarse con el desarrollo de las energías renovables y reducir con la preservación de los costes energéticos. Concretamente, con la sustitución de estas lámparas, Sagunto tendrá anualmente un ahorro del 65% de media, es decir, unos 82.000 euros, tal y como se apunta en un informe realizado por el Ingeniero Técnico del departamento.

Concretamente, se ha sustituido el alumbrado interior de los siguientes edificios: Centro Cívico Camí Reial, CEIP Maestro Tarazona, CEIP Baladre, Centro Cívico Hispanidad, Pabellón Internúcleos y salas anexas, Casa Consistorial, Piscina Internúcleos, Piscina Almudafer, Tenencia de Alcaldía y Piscina Casa Juventud.

El delegado de Mantenimiento, Pepe Gil, comenta que es una iniciativa que ha obtenido un buen resultado con una serie de medidas para reducir el consumo energético y producir ahorro en los gastos municipales, que al mismo tiempo beneficia al medio ambiente.

Subvenciones

En este sentido, el Ayuntamiento de Sagunt se pretende acoger a subvenciones que además de los citados aspectos que supongan con el ahorro conseguido se compensen las inversiones realizadas.

Se prevé que el mayor beneficio se produzca en la Casa Consistorial que tendrá anualmente un ahorro del 70% gracias al cambio de lámparas realizado.

De momento en los colegios públicos Maestro Tarazona y Baladre ya se ha comprobado la efectividad del cambio, ya que en el CEIP Maestro Tarazona se ha experimentado un 27% de ahorro en consumo, con una reducción de la potencia máxima demandada de 51kW a 41kW y una reducción de la reactiva del 55%, lo que se traduce en aproximadamente 1.700 euros ahorrados en tres meses. Por su parte, en el CEIP Baladre ha habido un 33% de ahorro en consumo, una reducción de la potencia máxima demandada de 31kW a 19kW  y una reducción de la reactiva del 99% lo que se traduce en aproximadamente 800 ? ahorrados en tres meses.

A final de año, con un periodo más largo de comparación, se repetirá el estudio para todos los edificios implicados y, además, se reducirá la potencia contratada con lo que se podrá reducir el término de potencia en la factura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine