06 de junio de 2016
06.06.2016

Sagunt pide a Lafarge las investigaciones en El Pinyal para poder acotar una futura zona extractiva

07.06.2016 | 02:29

El Ayuntamiento de Sagunt ha pedido a Lafarge documentación actualizada sobre los resultados de la investigación sobre El Pinyal y otras zonas que puedan contener recursos mineros necesarios  y que sean susceptibles de explotación para tener una previsión de futuras áreas extractivas.

El Ayuntamiento de Sagunt ha trasladado por escrito a la mercantil Lafarge Cementos SAU una petición de documentación actualizada sobre los resultados de la investigación autorizada en 2014 sobre El Pinyal y otras zonas que puedan contener recursos mineros necesarios para su actividad industrial y que sean susceptibles de explotación.

Todo ello con el fin de concretar de forma precisa qué zonas serían afectadas en el marco del expediente de modificación puntual del PGOU de Sagunto para la previsión expresa de cantera/actividad extractiva en suelo no urbanizable protegido y común que se está tramitando. Éste era uno de los asuntos que se iba a abordar en una reunión a la que estaban emplazadas las partes hoy y que finalmente no se ha producido al haber pedido la empresa que se suspendiera sin saber el equipo de gobierno los motivos.

Ante una solicitud de la empresa de fecha 17 de abril de 2015, el pleno dejó sobre la mesa el día 28 del mismo mes el pronunciamiento municipal. Ahora, la petición municipal, fechada el 31 de mayo de 2016, considera que la mercantil abarcaba en sus alternativas una superficie excesivamente amplia e inasumible urbanística y medioambientalmente ya que oscilaba entre las 258´8 Ha y las 640 Ha.

Al mismo tiempo, argumenta que no podía dejar totalmente indefinida una decisión urbanística de zonificación de suelo no urbanizable protegido de centenares de hectáreas sin la suficiente motivación y con un resultado incierto, a la espera de las investigaciones citadas.

La propuesta presentada por la empresa, según indica el escrito remitido, afectaba a una considerable masa forestal, muy arraigada y de muy difícil e incierta regeneración en caso de ser eliminada, además de ser muy visible, lo cual tendría un significativo impacto paisajístico. Por este motivo, y una vez contrastada la localización real de la existencia de recursos geológicos susceptibles de explotación minera, se dejaría sin afección el resto de hectáreas en las que no se localizan, así como las áreas en las que existe masa forestal de mayor entidad y las que son visibles desde la infraestructura viaria principal (N-225).

La concejal delegada de Medio ambiente, Teresa Garcia, ha afirmado que: «el ayuntamiento está trabajando y estudiando de qué manera se puede desarrollar el convenio para conciliar todos los intereses que están afectados, que son la protección del paraje de Romeu, los intereses de los vecinos, el mantenimiento de los puestos de trabajo y la continuidad de la empresa en el municipio. Estamos trabajando más en concreto en la zona del Pinyal y lo que se tiene que decir es que el anterior equipo de gobierno hizo una propuesta que era absolutamente voluntarista, que no tenía ningún rigor urbanístico y que por lo tanto tramitarla producía una serie de indefensiones a nivel jurídico que el actual equipo de gobierno del ayuntamiento ha querido garantizar. En ese sentido se ha trabajado coordinadamente con la conselleria siguiendo su consejo de esperar a que estén los datos de las propias investigaciones mineras que la empresa ha desarrollado y que a día de hoy, por el tiempo que ha pasado, tienen que tener ya resultados específicos».

García ha explicado el procedimiento y las condiciones que se tienen que tener en cuenta: «Para hablar de trabajar sobre el Pinyal, que a día de hoy es un suelo protegido y que por lo tanto es inviable cualquier tipo de actividad extractiva, tenemos que hablar de desarrollar nuevas figuras urbanísticas que puedan posibilitar esta actividad. Para poder hacerlo, en primer lugar, lo que se tiene que hacer es conocer los resultados de las prospecciones y las investigaciones que ha hecho la empresa en esa zona, y por otro lado, salvaguardar los valores ambientales que se tienen que mantener como son la zona forestal consolidada y evitar el impacto paisajístico.

En ese sentido, el ayuntamiento está estudiando sobre el terreno qué partes de las áreas del Pinyal que había dentro del convenio podrían ser susceptibles de tener una calificación urbanística diferente, que al final es lo que se pretende con una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Por eso, les hemos trasladado cuáles son las zonas que no pueden perder el nivel de protección que tienen en la actualidad. En concreto, son las zonas forestales consolidadas y las zonas que tienen un mayor impacto paisajístico. De acuerdo con esto y con los resultados que tenga la empresa, se tienen que concretar zonas más reducidas en tamaño, porque aquí no estamos hablando de cuánta superficie quiero ocupar sino de qué recursos mineros pueden haber y qué explotación minera podría ser posible en el Pinyal. Y ahora estamos a la espera de que la empresa nos proporcione los resultados».


Todas las zonas que se han propuesto por parte del ayuntamiento cumplen con la legislación respecto a que están a más de un kilómetro de la zona urbana que sería la del Peregil, según ha indicado la delegada, que ha añadido que: «El ayuntamiento nunca ha dejado de avanzar y nunca ha dejado de trabajar en qué opciones son posibles para mantener la actividad, pero esas opciones se tienen que ajustar a la legalidad vigente, tienen que tener en cuenta la riqueza ambiental de las zonas donde se va a desarrollar esa actividad, que tienen que mantener los valores que motivaron su protección, y el hecho de que haya viviendas y vecinos que también tienen derechos urbanísticos que se tienen que respetar. Esa es la línea de trabajo que estamos siguiendo y que la empresa también tiene que entender».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine