29 de junio de 2016
29.06.2016

La oposición bloquea los cambios para impedir industrias nocivas en Ingruinsa

Lo ve una «decisión discrecional» para limitar más los usos permitidos mientras el tripartito se justifica en razones ambientales

28.06.2016 | 23:47
La oposición bloquea los cambios para impedir industrias nocivas en Ingruinsa

La oposición de Sagunt bloqueó ayer en el pleno una nueva regularización de usos del polígono Horno Alto, más conocido como Ingruinsa, para impedir la instalación de actividades contaminantes. El voto en contra y en bloque de la oposición impidió que el punto saliera adelante al requerir éste de una mayoría absoluta al tratarse de una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) .

Pese a los intentos de la concejala de Medio Ambiente, Teresa García, por explicar que «no se trata de una restricción de usos» sino de utilizar criterios medioambientales para regularizar la actividad productiva del polígono, alejando del núcleo urbano aquellas de mayor peligrosidad y afección para los vecinos y manteniendo aquellas que sean más asumible por la población, la oposición no varió su postura.

En definitiva, García perseguía con este punto «un polígono más seguro, más limpio y más urbano, además de una ciudad con mayor calidad ambiental».

La propuesta del tripartito viene motivada por la derogación de la normativa anterior que incluía una nomenclatura según la actividad del polígono.

Sin embargo, para el PSPV y el PP, este cambio legal ha sido aprovechado por el tripartito para rebajar el nivel de actividad del polígono a un grado menor de 3 al 2 aunque esta clasificación no exista ya así. Para Muniesa, la propuesta del gobierno local es «una decisión política y discrecional» aprovechando este cambio legal, «que arrastra a los propietarios que compraron con un compromiso de actividad, además de una barrera de entrada y limitación de lo existente».

Por su parte, los socialistas proponían mantener los mismos usos que hasta ahora, y someter a estudio de la mesa técnica aquellos que pudieran parecer inoportunos.

La reacción de Garcia a estos postulados no se hizo esperar, asegurando que el gobierno local no «está dispuesto a la liberalización de la actividad a costa de la salud de las personas», apostando porque sea «compatible el uso industrial con el residencial» y recordando que hay viviendas próximas a este polígono como «el borde sur que promovió el PP».

En cuanto a las actividades que no se permitirían en este polígono en caso de haberse aprobado el punto, son principalmente aquellas que estén sujetas a la autorización ambiental integrada, a accidentes graves, las actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera, las que puedan emitir radiaciones ionizantes o aquellas que no se ajusten a las normas urbanísticas del PGOU de Sagunt. Tampoco las incluidas en el catálogo de prevención, contaminación y control ambiental, aunque con bastantes excepciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine