17 de septiembre de 2016
17.09.2016
ÚLTIMA HORA
Un muerto y varios heridos por apuñalamiento en Maastricht

Lafarge niega la falta de información y su comité exige medidas legales

La cementera asegura que las reclamaciones de Sagunt han sido atendidas «en innumerables ocasiones y por registro de entrada»

16.09.2016 | 23:18

La dirección de Lafarge negó ayer que haya ocultado información al Ayuntamiento de Sagunt, después de conocerse el expediente abierto por el consistorio en el que amenaza con romper el convenio que une a ambas partes desde hace más de tres años por los supuestos incumplimientos de la empresa. Los responsables de la cementera aseguran que «toda la información requerida ha sido aportada en innumerables ocasiones y por registro de entrada».

La multinacional detalla en esta replica los trámites seguidos en cada uno de los tres puntos sobre los que gira esta controversia entre Lafarge y el consistorio, al tiempo que destaca que la compañía «siempre ha atendido las solicitudes de información recibidas desde las distintas administraciones».

La primera aclaración se centra en los terrenos privados que la cementera debe adquirir para ser anexionadas al futuro Paraje Natural de Romeu. Sobre este aspecto, se dice desde la empresa que «se ha requerido al ayuntamiento que detalle las parcelas en las que está interesado, sin respuesta hasta la fecha».

Respecto a las labores de restauración de la cantera del Salt del Llop, la dirección de Lafarge asegura que «como también se ha manifestado en innumerables oportunidades, la compañía presenta anualmente la información sobre las labores de explotación y restauración ante la delegación territorial de Minas de Valencia, dentro de la dirección general de Energía y Minas, que es el órgano competente».

El compromiso de Lafarge de suscribir un convenio de responsabilidad social es el tercer punto de esta última discordia, de la que la empresa asegura que «desde principios de 2015 se han presentado varios borradores por parte de la compañía, de los cuales no se ha obtenido respuesta formal».

Además de incidir en que «la actividad de Lafarge en Sagunto cumple con todos los requerimientos legales establecidos», la multinacional destaca de la solicitud de información remitida desde el ayuntamiento hace un par de meses que «el procedimiento elegido no sigue los cauces legales, como respondimos en un escrito».

Guerra particular del alcalde

Horas antes de que la dirección de la planta en Sagunt ofreciera estas explicaciones, el comité de empresa se expresó en un tono más duro al mostrarse «convencido» de que «nada cuanto se haga desde el plano legal va a poner fin a la guerra particular que el alcalde tiene declarada contra la empresa, por motivos que solo él conoce».

Los trabajadores acusan también a Quico Fernández de «mover los hilos» en el tripartito para promover una comisión que determine los incumplimientos de un convenio que «tanto él como la concejala de Medio Ambiente „Teresa Garcia„ han mantenido siempre que era ilegal para que, con su retorcida imaginación, dejara de existir, pero, al no tener más remedio que reconocer su legalidad, ahora buscan subterfugios».

Estas fuentes se preguntan si «¿temen que sea la empresa la que levante el estandarte de los incumplimientos?», al tiempo que consideran el expediente «uno más de los actos revanchistas de quien ha tomado el gobierno local como su propio cortijo».

Las pruebas «más que suficientes» sobre la «mala fe» del tripartito hacen que los trabajadores exijan a la dirección de la empresa poner en marcha las «demandas penales, civiles y administrativas que se determinen contra aquellos que una detrás de otra utilizan los medios públicos para satisfacer sus reyertas particulares».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine