14 de septiembre de 2017
14.09.2017
OPINIÓN

La hipocresía de Compromís

14.09.2017 | 07:55

A raíz de la polémica respecto a la posible celebración de un referéndum por la independencia de Cataluña, han aparecido artículos de opinión y comentarios realizados por los líderes de Compromís per Sagunt, que han merecido mi atención, puesto que acreditan la actitud hipócrita de estas personas que se atreven a dar lecciones de democracia. Sin ir más lejos, en redes sociales, el actual Alcalde Quico Fernández, afirmó lo siguiente: «Jo estic a favor de la democràcia real i del respecte a totes les opinions. I per suposat del dret de decidir dels pobles».

Esta afirmación me parece una falsedad por parte del señor Fernández, que miente tal y como demostraré a continuación. Su lugarteniente en el Equipo de Gobierno, Teresa Garcia, se despachó ayer mismo en un diario local hablando del «desig legítim del poble català de decidir democràticament que vol ser». Es decir, ambos afirman que están a favor de la democracia directa y de la libertad de los pueblos para decidir. Lo que no dicen estos dos personajes, es que en este caso se está hablando de una decisión unilateral, sin apoyo legal, ni constitucional, no ya sobre la consulta, sino sobre el fondo de la misma. No condenan la actitud de la Generalitat catalana que ha decidido actuar de manera temeraria, cambiando la legalidad a su antojo y saltándose todas las normas del estado de derecho en el que vivimos. Callan y aplauden las razones esgrimidas para una hipotética desconexión con el estado español y, por último, parecen gustarles los guiños realizados desde los grupos independentistas cuando hablan de añadir en el futuro su reivindicación de los utópicos Países Catalanes. Sin embargo, cuando hablamos de la política local, aquella en la que ellos realmente tienen participación, le dan la vuelta a la tortilla y su «amor» hacia la democracia directa, se torna en una oposición absoluta a que sea aplicada aquí en el municipio de Sagunto.

Hace un par de años, se abstuvieron en la petición de realizar una consulta popular, en este caso legal, para que los porteños manifestaran si quieren tener un ayuntamiento propio y constituirse como nuevo municipio. Entonces Quico y Teresa se alteraron y atacaron duramente a Iniciativa Porteña y aseguraron que en caso de volverse a plantear, votarían en contra. De nada sirvió que enviara una carta personal a Mónica Oltra pidiéndole mediación y sobretodo dignidad en su partido. Pero este no ha sido el único ejemplo, puesto que recientemente, concretamente en el pleno de mayo de este mismo año, Iniciativa Porteña planteó una consulta popular para que los ciudadanos de todo el municipio pudieran decidir sobre la empresa mixta de aguas, concretamente sobre si querían continuar con el actual modelo de gestión, o si por el contrario, querían retornar el servicio para su gestión al 100% pública.

Los votos de Compromís impidieron que los trámites para esta consulta se pudieran llevar adelante. En este caso, los intereses de Compromís en mantener a Aguas de Valencia como socio en la gestión del agua, parece que hicieron olvidar a Quico y Teresa aquello de la democracia directa con la que hablando de un referéndum ilegal, se llenan la boca. Como se puede ver en Compromís, la hipocresía alcanza su máxima expresión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine