15 de febrero de 2018
15.02.2018
OPINIÓN

La ignorancia es muy atrevida

15.02.2018 | 10:16

Suponemos que la autora del artículo Sí al disfrute, no al adoctrinamiento es instruida, lo cual no implica que sepa de todo lo que escribe. Como maestras y maestros de la escuela pública, nos gustaría ampliar sus conocimientos respecto al concepto «maestra, maestro». La invitamos al colegio público Ausiàs March de Sagunto para realizar un aprendizaje significativo y que así pueda escribir desde el conocimiento y no desde la ignorancia.

Nos preguntamos€, ¿se puede comparar una tradición nuestra con un desconocido repartiendo caramelos a la puerta de un colegio? ¿Es un acto perverso enseñar y compartir con el alumnado una tradición popular? Hay quien cree que educar en las tradiciones y costumbres de nuestra cultura popular es adoctrinar y levanta la voz en defensa de la escuela laica.

Una actividad extraescolar de 60 minutos se valora como un día de asueto y libertad. ¿Que el alumnado está encerrado, preso o reprimido y falto de libertad cuando está en el cole? Va a ser que no; pero hay quien lo valora a juzgar por lo que escribe: «€ se les castiga haciéndolos permanecer encerrados en los centros educativos mientras sus compañeros pasean por la ciudad».

Aclaramos:
1. En un colegio no solo se instruye al alumnado «... en salud, ciencia y conocimiento» también se educa, incluida la cultura popular con sus canciones, costumbres, tradiciones, bailes, fiestas,€

2. Legalmente la asignatura de Religión Católica se imparte en las escuelas y se elige voluntariamente. Su profesorado realiza las actividades extraescolares que considera adecuadas. A veces se extienden al resto del alumnado haciéndola inclusiva y son los responsables legales del alumnado los que autorizan la participación si tutores y tutoras lo consideran. El alumnado asistió mayoritariamente, incluidos los niños y niñas de otras razas y religiones, porque entendieron que se trata de una tradición y no de un adoctrinamiento.

3. El alumnado «encerrado» en ningún caso está «castigado» y lo hay de toda creencia y condición social porque no todo el alumnado católico asiste a la clase de Religión.

4. No consideramos que la actividad sea «un peregrinaje a la ermita». Vamos todos juntos, igual que cuando salimos al teatro, talleres, museos,... Un peregrinaje es algo más que no se dio el 2 de febrero.

5. Sábado 3 de febrero San Blas. Los coles lo celebramos la víspera. Y no suple ni elimina la posibilidad de celebrar la fiesta en familia, como ocurre con otras muchas fiestas cuando caen en sábado, domingo o son festivas de por sí.

6. No es «la Iglesia católica la que tiene patrimonializados todos los jolgorios». Otra cosa es que las fiestas tradicionales se celebren en función del santoral y calendario festivo de la Iglesia católica.

Si se defiende la escuela laica, que se defienda respecto de todas las religiones, porque, también por ley, se prepara menú especial para musulmanes respetando su religión, y aún no hemos oído voces en contra de ello.
Escribir es fácil y gratuito. Pero€ la ignorancia es muy atrevida.

* Otros firmantes: Yolanda Mira, M. Petra Quevedo, Marisa Calza, Vero Morillas, M. Carmen Royo, Antonio Palacios, Puri Moliner, Concha Lluesma, Juan Vte. Muñoz y Margarita Moya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine