30 de julio de 2016
30.07.2016
Tenis

"Estamos listas para ganar una medalla"

Sus principales rivales serán las hermanas Williams y la dupla que forman Garbiñe Muguruza y Carla Suárez

30.07.2016 | 04:15
Arantxa Parra (d) y Anabel Medina (i),posan junto a la reina Letizia.

Anabel Medina y Arantxa Parra llegan a sus segundos Juegos Olímpicos como pareja con la pretensión de «hacer un buen papel». Las dos tenistas acuden a Río tras vencer en Acapulco, Monterrey y Estrasburgo

Anabel Medina y Arantxa Parra están listas para entrar en el Olimpo del deporte español. Las tenistas valencianas afrontan sus segundos Juegos Olímpicos como pareja, tras caer derrotadas en la primera ronda de la edición de Londres 2012. «En aquella ocasión nos enfrentamos a dos rivales tan duras como Flavia Pennetta y Francesca Schiavone. No fue un palo caer tan pronto, a estos Juegos llegamos más preparadas y con otras expectativas», asegura Medina a este periódico. La dupla Medina-Parra se formó tan solo dos meses antes de los Juegos de Londres, algo que les privó de mostrar su mejor juego y su potencial. «Entonces yo tuve que jugar en la derecha siendo dos jugadoras de revés», añade Parra.

El estado del hombro de la «xiqueta de Torrent» es la máxima preocupación que tiene la pareja, que marchó ayer para Río de Janeiro, unos días antes del comienzo de los Juegos Olímpicos para acostumbrarse al clima y a las altas temperaturas. «Dependemos del hombro de Anabel. Si sigue recuperándose así creo que podemos hacer algo bonito en Río», afirma Arantxa Parra. Las victorias en los torneos de Acapulco, Monterrey y Estrasburgo han colocado a las dos tenistas valencianas como una de las parejas a tener en cuenta durante los próximos Juegos Olímpicos en la modalidad femenina de dobles. «Somos una pareja que nos hemos preparado para competir en Río durante todo el año. Hay parejas que se juntan exclusivamente para disputar los Juegos y no disputan partidos juntas en toda la temporada. Nosotras competimos en todos los torneos que podemos y eso es algo que nos va ayudar a ser mejores», comenta Anabel Medina, quien va a disputar sus cuartos Juegos Olímpicos tras las ediciones de Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012.

Anabel Medina llega a Río con la pretensión de volver a «morder metal» como ya hizo hace ocho años en Pekín, cuando ganó la medalla de plata junto a su excompañera Virginia Ruano. «Fue una sensación increíble. Volver a vivir aquella sensación en Londres sería muy agradable», asiente la tenista vencedora de las ediciones 2008 y 2009 de Roland Garros en la modalidad doble femenina. «Para mí sería un sueño hecho realidad. No sé lo que se siente pero creo que me podría retirar muy feliz para el resto de mi vida», bromea Arantxa Parra en la pista de entrenamiento del polideportivo Juan Antonio Samaranch de Valencia.

A pesar del buen estado de forma en el que llegan las tenistas valencianas a Río, en los Juegos se encontrarán a parejas consolidadas y de mayor bagaje como las hermanas Williams y las españolas Garbiñe Muguruza y Carla Suárez. «Hay rivales muy peligrosas como las Williams, Caroline García y Kristina Mladenovic o Elena Vesnina y Ekaretina Makarova. Aún así llegamos plenamente confiadas para poder vencerles», argumenta Parra, que se dispone a disputar sus segundos Juegos Olímpicos.

Sin miedo al «zika»
Durante los últimos meses, algunos deportistas han hecho público su temor a viajar a Brasil por la expansión del virus «zika», que principalmente se manifiesta en mujeres embarazadas. Tanto Anabel Medina como Arantxa Parra «no se han planteado en ningún momento no acudir a los Juegos Olímpicos», aunque sí les preocupa sufrir un resfriado que les impida participar durante la celebración del campeonato. «Bastante nos ha costado llegar aquí para ahora no ir», declara Medina. Respecto al estado de la Villa Olímpica, ambas tenistas bromean sobre las posibles imperfecciones que puedan encontrarse en las habitaciones. «En Londres estuvimos dos días sin agua caliente. Nos han dicho que ya está todo arreglado», aseguran las dos tenistas valencianas.

Raquetas con acento valenciano
«El tenis valenciano está de moda», así lo asegura Anabel Medina. No solo la «xiqueta de Torrent» y su compañera, Arantxa Parra, portarán el nombre de la Comunitat Valenciana en los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, sino que de los nueve tenistas que viajan en la expedición española, cuatro son valencianos, ya que, además de Medina y Parra, también acuden a la cita olímpica David Ferrer y Roberto Bautista.

«En Londres ya tuvimos una gran presencia con David Ferrer, Silvia Soler y nosotras como pareja. Esto demuestra que el tenis valenciano se encuentra en lo más alto y en un buen momento que hay que aprovechar», añade Medina. Ferrer y Bautista, además de competir en la modalidad masculina individual, también harán lo propio como pareja en la categoría de dobles masculinos.

El potencial de España
La expedición expañola es, para Medina y Parra, «una de las más potentes» de la competición. «Tenemos cuatro tenistas dentro de los diez mejores de sus modalidades. Tenemos posibilidades de ganar alguna de las medallas», confirma Parra. Ambas aseguran que es más «bonito y emotivo» ganar una medalla antes que conseguir un Grand Slam.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook