11 de agosto de 2016
11.08.2016
Natación

Vergnoux: "Hace cuatro años me dijo que iba a ganar y lo ha hecho"

El técnico de Mireia Belmonte aseguró estar "sin palabras" - "Ha hecho lo máximo que hay en el deporte", afirmó

11.08.2016 | 12:53
Mireia Belmonte y su entrenador Fred Vergnoux.

El técnico de Mireia Belmonte, el francés Fred Vergnoux, recordó este miércoles tras el triunfo de su pupila en la final de los 200 mariposa, que "hace cuatro años", después de su subcampeonato en los Juegos de Londres 2012, le dijo que iba a ganar.

"Lo ha hecho esta noche en Río de Janeiro", celebró emocionado en zona mixta el entrenador galo, el responsable de guiar a Mireia Belmonte hacia su primer oro en unos Juegos Olímpicos.

La catalana, de 25 años, tiene además dos platas ganadas en Londres 2012 y un bronce en los 400 estilos con el que abrió su participación en la ciudad carioca.

"Para el resto de su vida se va a despertar diciendo: soy campeona olímpica. Esto nadie se lo va a quitar. Ha hecho lo máximo que hay en el deporte. Estoy sin palabras", agregó.

Vergnoux, que explicó que el plan era "apretar en el último cien", afirmó que esta victoria "ha sido la última pieza del cuadrado de Rubik".

"Lo ha hecho como lo hemos preparado en el papel. En el último cincuenta he visto la luz. He dicho: esto es para ella. Me he asustado un poco en el último diez porque sabemos que la japonesa (Natsumi Hoshi) aprieta al final", valoró.

Vergnoux consideró que la decisión de no competir el pasado año en los Mundiales de Kazan (Rusia) fue buena ya que les permitió "invertir tiempo de descanso, de trabajo con el fisioterapeuta y hacer un 'reset' total física y mentalmente para poder apretar todo el año. Ha sido un año increíble de trabajo", dijo.

El francés deseó que el "ejemplo de Mireia" sirva para evidenciar que "es posible ser español y ganar los Juegos Olímpicos". "Esto tiene que animar a mucha más gente. Ella no es la más talentosa, de hecho, es la más pequeña de la final, pero lo ha conseguido a base de trabajo, con las ganas y la pasión que tiene para esto", abundó.

Mireia Belmonte y él pasaron un día distendido, con entrenamiento en la piscina por la mañana y un almuerzo en el que ambos bromearon.

"Aquí la cosa se ha puesto un poco más tensa, pero se ha preparado bien. Ha calentado bien y faltaba competir a tope. Lo ha hecho y ha ganado", festejó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook