Las lagunas de los balances climáticos

27.10.2010 | 07:30

Maria Josep Picó

Los titulares en las previsiones meteorológicas, como también los promedios climáticos, perjudican la concreción de la información local. Si hablamos de los pronósticos sobre la península Ibérica actuales, a menudo, la atención se centra en el tiempo inestable del noreste, cuando en el Mediterráneo la situación puede ser la contraria. Lo mismo sucede con los balances. La Agencia Estatal de Meteorología ha informado que el año hidrológico 2009-2010 ha sido muy húmedo, ya que la precipitación media en España superó en más de un 25% su valor normal, mientras se produjo un superávit de unos 180 litros por metro cuadrado. Este volumen de precipitaciones por encima del promedio habitual no fue por las lluvias de nuestro territorio, bien al contrario, tanto la zona mediterránea, como también la vertiente cantábrica, tuvieron menos lluvias de lo normal entre el 1 de octubre de 2009 y el 30 de septiembre de 2010. Por debajo de los valores medios quedaron los aportes en el norte y Sur de Cataluña, mientras que en el norte de Valencia el déficit hídrico fue superior al 25%.

Enlaces recomendados: Premios Cine