Doble crisis y tutela

 05:30  

Jesús Civera

Cuando la agenda política la tutela un «lobby» empresarial o un grupo mediático, el gobernante está perdido. Es el mayor signo de su desfallecimiento. La política ha de poseer voz propia. Si da síntomas de agotamiento, la economía y los poderes fácticos se abalanzan para dominarla. ¿Es lo que sucede con Fabra? En parte, sí. En el PPCV crece una corriente de opinión que sostiene que las políticas de Fabra las tutela un sector empresarial. El presidente habría abandonado el asesoramiento del partido y de su gabinete para entregarse a un selecto grupo oligárquico, al que consulta con asiduidad. Esas hipótesis que transitan no están muy alejadas de la realidad porque ni el presidente ni los industriales se han ocultado. La orientación del poder ha variado con Fabra. El PPCV y sus entornos han perdido peso en favor de agentes externos, quizás porque hay una recíproca desconfianza. El presidente se reunió con la elite empresarial antes de redacar el decreto ley de medidas urgentes, que pilló desprevenidos a los referentes del partido y de la administración. El presidente se reunió con esa misma elite cuando propuso el nombre de Francisco Pons como vicepresidente de Bankia. El sentido del camino parece claro. Y si la política pierde la palabra, expira. El gobernante no puede aceptar servidumbres. El riesgo es demasiado alto.

Afianzar el liderazgo. La coyuntura es complicadísima porque el presidente no percibe que su «transición», que ya dura seis meses, está naufragando. Ni ha formado un equipo de confianza, ni ha buscado alianzas integradoras en el PPCV para afianzar su liderazgo. Y sin liderazgo, pasan las cosas que están pasando. Que los barones se le rebelan y que los empresarios divisan la fragilidad y se suben a las barbas hasta el punto de inspirar políticas o recomendar a determinadas personas, ninguneando al titular de la Generalitat. Si la interlocución con Madrid es generosa –y seguramene lo será– se debió de haber compensado con peso político. Por el contrario, el PPCV se ha quedado descolgado del primer, segundo y tercer escalón en los equipos de Rajoy. Su representación en Madrid es nula.

Crisis de confianza. La transición es también frustrante para la consolidación de Fabra porque no se puede proyectar un discurso deslegitimador de la anterior etapa sin presentar alternativas. Se podrá tener razón, pero un liderazgo no se afirma sólo en el ámbito social; se ha de contar con el partido, cuya fisiología encarna esa misma etapa sobre la que se extienden a diario las llamas. No sólo Barberá y Rus traslucen el malestar, también Carlos Fabra está con los cuchillos afilados y el campsismo de Alicante –tras haberle ganado la batalla al ripollismo– observa con asombro como el presidente ha rescatado como jefe provincial a un zaplanista de pedigrí contrastado.
El futuro tampoco se presenta radiante. Si no disminuye la tensión, es posible que en el congreso Fabra apenas alcance el número de votos necesarios para que el resultado no sea considerado una derrota. El escenario se complicará más si Camps es absuelto. Hay en el PPCV, pues, crisis política (con los referentes del partido en estado de máxima alerta) y hay una crisis económica cuya gestión genera muchas dudas. No ha habido reducción real del déficit y no se ha creado empleo. Los presupuestos han sido enmendados 20 días después de su presentación bajo un gobierno del mismo color político conocedor de las cuentas: lleva 16 años gobernando. Y la gestión de la crisis de Fabra, a bordo de mensajes negativos, encierra graves inconvenientes. El primero, el de la desconfianza. Los ánimos están enflaquecidos. Una de las consecuencias: los bonos patrióticos no se han colocado y muchos valencianos han preferido comprarlos fuera. El segundo: los «motines» se extienden y en algunos casos sin que se hayan ejecutado las medidas de ajuste.

  HEMEROTECA
Esperando Contenido Widget ...
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
Levante-emv.com y Levante-EMV son un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de Levante-emv.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Elecciones Generales 2011