PORTADA

No somos nada

 05:30  

Enrique Climent

El presidente del Gobierno ha prometido que se hará cargo de coordinar las acciones encaminadas a salir de la crítica situación económica que padecemos, informando a la ciudadanía de las medidas a tomar. Como español escarmentado, no me fiaba, es más, no me lo creía, aunque en el fondo siempre queda una duda, ¿y si esta vez es la buena? ¿Y si hemos encontrado al personaje capaz de coger las riendas de la situación y resolver cualquier problema?, a pesar de ciertos hilillos de plastilina que no consigo sacar de mi puñetera memoria.
Y llegan las primeras medidas, que no voy a comentar, porque ya lo han sido sobradamente por la prensa nacional y extranjera, con unánime coincidencia en señalar que están encaminadas a ayudar a la banca, y como no podía ser menos a costa y cargo de los de siempre, las llamadas clase media y clase obrera. Más de lo mismo que se acusaba al Gobierno anterior por el actual cuando era oposición, pero a lo bestia. Como español estoy esperando que el señor Rajoy nos diga, nos convenza, nos explique el porqué de ellas y nos tranquilice en el sentido de que se toman en beneficio de todos.
Pero mi gozo en un pozo, en lugar de tan áulico personaje, aparece una damisela, con sus mohines, expresiones faciales de niña pija, mucha recolocación de melena y muy convencida de su graciosa presencia, para atizarnos las primeras medidas, y cuando se le pregunta cuándo saldrá de su nido el señor Rajoy para hablar a los españoles, nos asegura que lo hará después del 30 de enero, cuando vuelva de su reunión en Bruselas con los que cortan el bacalao en la UE.
En ese momento se cayó la venda de mis ojos. No hemos tenido unas elecciones para nombrar un nuevo Gobierno que intente sacarnos de la crisis con su dedicación y trabajo. ¡Qué va! Ha sido para nombrar el correveidile de quien manda en Bruselas, y hasta que no se le den las instrucciones pertinentes, Rajoy no hablará a los españoles, porque ¿qué somos los españoles comparados con Merkel y el Piccolo Sarkozy?
Además, nuestro flamante presidente no ha encontrado tiempo para dirigirse a la nación, pero sí para perderlo en la celebración de la Pascua militar, celebración que no se produce una vez cada 25 años, ¡no! se celebra todos los años, como la cabalgata de los Reyes Magos o los Carnavales, y sin mayor trascendencia que éstos. Esto ya produce desazón y una cierta intranquilidad, la banca, el Ejército, la Europa de Merkel... Dónde y cómo quedamos, pues, los que a lo largo de la historia hemos construido este país que llaman España, sus ciudadanos, que parecen ser los únicos que se preocupan de su salud económica, social, ecológica y hasta política. Señor Rajoy, usted tiene la palabra, pero usted, no su pavita sosa.

  HEMEROTECA
Esperando Contenido Widget ...
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
Levante-emv.com y Levante-EMV son un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de Levante-emv.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya