PORTADA

La posteridad de Fraga

 05:30  

G.García-Alcalde


Manuel Fraga presidía en un hotel coruñés el almuerzo de clausura de un foro empresarial organizado por el diario Faro de Vigo. Sentado a su derecha, tuve ocasión de conversar sosegadamente con el entonces presidente de la Xunta. Entre otras cosas, me interesé por el libro tenía en el telar y habló de sus memorias. Conociendo, ya editados, al menos dos volúmenes de ese contenido, pregunté cuál era el periodo en qué trabajaba. Y aclaró que no aludía a su autobiografía digamos oficial, sino a una compilación de recuerdos más personal y subjetiva. "Será un boom", comenté. "Posiblemente, pero cuento muchas cosas que no deben salir mientras siga en activo", respondió. Al cabo de algùn tiempo dió por concluida su etapa gallega sin abdicar por completo de la vida polìtica. El libro sigue inédito y tal vez inconcluso. Ignoro, desde luego, en qué fase ha quedado y la probable disposiciòn testamentaria sobre su ediciòn, como también el propósito de sus heredereros al respecto. Salga cuando salga, será un boom. Don Manuel no acostumbraba a morderse la lengua y uno de los encantos de sus últimos años fue, precisamente, el de apostillar de manera lapidaria los hechos o palabras de otros polìticos, afines o no. El respeto debido a su veteranía, y sobre todo a su hoja de servicios, les movía a encajar la incomodidad sin rechistar.
Bastantes años antes, cuando presidía Alianza Popular, le acompañé con la misma proximidad en la cena-coloquio posterior a una conferencia en el Club Prensa Canaria. Más oficial y menos comunicativo en aquellas calendas, no recuerdo nada de especial interés, como tampoco de las cenas a las que invitaba más tarde a los directivos de Prensa Ibérica en un comedor del "Vilas" santiagués. Llegaba con puntualidad británica y a la medianoche en punto se despedía sin prórroga posible, por muy interesante que fuera la conversación. Hablábamos de la actualidad en términos generales, porque no era dado a intimidades y menos al "off the record" que divierte a la mayorìa de los políticos. A pesar de ello, su garra innata y el poso de innumerables experiencias t amizadas por una rica cultura, hacía pensar a sus interlocutores en cualquier cosa menos en estar perdiendo el tiempo.
Apasionado y contradictorio, intempestivo a veces por la tesonera lealtad a su pasado, este hombre de estado que nunca alcanzó la cúpula del Estado pese a un curioso sentimiento de frustrada predestinación, fue uno de los más atractivos protagonistas de la transiciòn y la normalizaciòn democrática. "Man of all seasons", como el utopista Tomás Moro, adaptable a todos los regímenes y adaptador de las ideologìas a su fecunda vocación y voluntad de acero, en ese libro de recuerdos -y tal vez confidencias- que aún no ha salido pueden dormir algunas de las claves esclarecedoras del laberinto español. Quién sabe si lo preparaba para su posteridad.



  HEMEROTECA
Esperando Contenido Widget ...
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
Levante-emv.com y Levante-EMV son un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de Levante-emv.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya