ÚLTIMA HORA

Las estaciones meteorológicas

 01:54  

Gerard Taulé

Las estaciones meteorológicas se clasifican en dos grupos según el tipo de instrumentos en manuales y automáticas. Las manuales son las de toda la vida, donde los ejes centrales de la estación son la jaula meteorológica y el pluviómetro. El problema de estas estaciones es que necesitan que el observador meteorológico esté cada día haciendo observaciones puesto que si no está, tenemos lagunas de observaciones (falta de datos). Como ventaja respecto a las automáticas es que las manuales no se estropean tanto, por ejemplo, por falta de fluido eléctrico. Las automáticas son las estaciones que funcionan con aparatos eléctricos que dan valores de la temperatura, precipitación, humedad relativa, presión, radiación solar y viento de manera continua. Hay que diferenciar las automáticas profesionales, de las no profesionales, de aficionados. Las profesionales son de las instituciones y organismos estatales o autonómicos (Servicio Meteorológico de Cataluña, Agencia Estatal de Meteorología). Entre las automáticas profesionales destacan Campbell y Vaisala. Algunas no profesionales son Davis y Oregón. Una de las ventajas de estas estaciones es que no necesitan que el observador esté cada día, puesto que van conectadas al ordenador y por lo tanto los valores de la estación quedan grabados. También estas estaciones son útiles en lugares de difícil acceso, por ejemplo en alta montaña. Éstas pueden dar unos valores muy próximos a los reales siempre que haya un mantenimiento de la estación, puesto que a menudo por problemas eléctricos pueden dar valores erróneos. Una de las principales desventajas de las automáticas es que pueden dar valores erróneos de las variables meteorológicas. Este defecto es muy visible en estaciones mal situadas, o con una débil protección de los sensores. Así las temperaturas máximas y mínimas pueden estar sobrestimadas o subestimadas dependiendo de si los sensores se encuentran desprotegidos (sin jaula) o se sitúan en lugares donde no hay insolación, o incluso si la protección hace disminuir la temperatura en comparación con los valores reales. La precipitación puede ser errónea si el pluviómetro se encuentra muy cerca de las paredes de los edificios o queda atascado por hojas de árboles. También, a menudo tienen lagunas de información por falta de fluido eléctrico, o se pueden echar a perder en días de tormentas.

  HEMEROTECA

  Viñetas de Raúl Salazar

TEXTO

DESCRIPCION

 Ver galería »

  El humor gráfico de Ortifus

TEXTO

DESCRIPCION

 Ver galería »
Levante-emv.com y Levante-EMV son un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de Levante-emv.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya