Elogio del GR7

06.09.2013 | 02:41

José Sierra

El GR 7 es un sendero de gran recorrido por el sur de Europa. Nace en en Grecia, en el templo de Delfos, y termina en Tarifa. En España atraviesa Cataluña, la Comunitat Valenciana, Murcia y Andalucía. Salvando todas las distancias y algunas más el GR7 es uno de los caminos «laicos» de España mas conocidos, en contraposición al «Camino» que lleva a Santiago de Compostela. En cualquier caso se trata también de un camino europeo, recorrerlo tiene mucho de reto personal y en algunos desolados parajes del interior de la Comunidad Valenciana lo mágico está tambien presente en grandes árboles que parecen hablar al caminante y en viejas ermitas construidas donde antes se adoró a la fertilidad. En la Comunitat Valenciana, el GR7 es también patrimonio. Las dos primeras etapas acaban en Morella y Ares del Maestre y algunas obras de fábrica y pavimentos llevan sello medieval e incluso más antiguo. El GR7 debería ser también turismo y fuente de recursos para el interior. Sin embargo, muy pocas personas lo recorren. La administración valenciana ha invertido dinero en apoyar su señalización y en promocionar el camino, pero sin exito. El tiempo pasa y en algunos tramos estan desapareciendo las marcas y hasta el propio camino se disipa engullido por las aliagas que brotan tras los incendios; Por no hablar de los ricos hacendados que han usurpado el camino con sus vallas cinegéticas. En estos pueblos de gente hospitalaria „hoy estamos en Andilla„ les gustaría ver mas a menudo a caminantes, creer que otro turismo es posible, pero nada pueden hacer solos si en el pueblo de al lado no creen en el proyecto o si la administración autonómica, como así ha sucedido, deja de apoyarlo.

Enlaces recomendados: Premios Cine