Inversión congelada

Editorial

30.09.2013 | 00:37

La UE retiene el pago de 550 millones de euros a la Generalitat ante la incapacidad que muestra el Consell y otras administraciones públicas para aportar los fondos comprometidos para los proyectos de servicios y obras públicas que consiguen financiación europea. Al perro flaco todo son pulgas. Justo cuando más necesitamos las subvenciones que concede Bruselas para incentivar la inversión, dar aliento a los contratistas y reducir las interminables colas del paro, somos incapaces de aportar el 20% del presupuesto que corresponde pagar al ejecutivo autonómico o estatal con relanzar la actividad económica.
La Comunitat Valenciana únicamente ha recibido el 58% de los 1.322 millones del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) que la Unión Europea le concedió para el period0 2007-2013. La Comisión Europea garantiza el pago del 80% de cada proyecto de inversión, por lo que la Generalitat o el Estado quien debe abonar el coste por adelantado. Ese es el handicap. La falta de liquidez del Consell constriñe mucho el margen de maniobra. El gobierno autonómico alega que apurará la prórroga de dos años para ejecutar las obras y no perder ni un céntimo.
El colapso financiero de la Generalitat está detrás del retraso en ejecutar los proyectos. Otras comunidades, como la catalana o la balear, tienen más avanzadas las obras y alguna, como la riojana, ha recibido ya el 99% de las subvenciones. Ni siquiera cuando más falta nos hace conseguimos cobrar a tiempo.

Enlaces recomendados: Premios Cine