EN DIRECTO
Sigue en vivo la segunda etapa de la Vuelta: Nimes - Gruissan (203 km)

Ellos mismos se estorban

08.11.2013 | 02:17

J.R. Seguí

Les gusta tanto inaugurar que ellos mismos se estorban. Me refiero a nuestras administraciones, por supuesto, ya que cada una va a lo suyo y ni siquiera se hablan entre ellas. Ya pasó con el Palau de la Música y el de Les Arts hace unos años cuando se programaban y contraprogramaban óperas y conciertos. Hasta que se firmó una especie de paz tácita para evitar malos rollos de cara al exterior. Pero eso no sucede en el resto de administraciones públicas relacionadas con asuntos de la cultura. Al menos, a día de hoy.
Sin ir más lejos, ayer mismo dos instituciones„ Generalitat y Diputación„ competían por ganarse al espectador y a la prensa a la misma hora y en diferentes espacios. IVAM, Beneficencia, MuVIM, Principal, Centre del Carme, por poner ejemplos rápidos, inauguraban, convocaban o estrenaban. A la misma hora, en el mismo instante.
Con tanto discurso sobre la necesidad de ahorrar parece ser que todavía no hay nadie que haya sido capaz de poner orden en todo este galimatías. Tiene su explicación. Nadie quiere perder su supuesto momento de gloria. Hasta que un día se queden solos. Alguien debería poner freno a esta competencia por el protagonismo y descender a nuestros gestores a la lógica de la ubicuidad.
Pero, si todavía no había bastante, aún faltaba más: el proyecto Ciutat Vella Oberta, esa interesante iniciativa que aspira a convertir durante este fin de semana el céntrico distrito de la ciudad de Valencia en un vivero del arte donde los estudios de los artistas permanecerán abiertos y los locales pondrán la animación.
Ciutat Vella Oberta es un ejemplo más del rearme civil„Russafa Escénica o Art, Mostra Viva, Cabanyal Portes Obertes„que vive esta ciudad y que ha decidido dar la espalda a esa cultura oficial que todos pagan pero algunos creen que es suya.



Enlaces recomendados: Premios Cine