P@rroqui@s

09.11.2013 | 01:58

Julio Monreal

Más de 1.600 personas concluyen hoy en la Catedral de Valencia un congreso en el que se debate el futuro de la parroquia como unidad de acción dentro de la Iglesia católica. Abrir más los templos para adecuar su uso al ocio de los ciudadanos; explotar las posibilidades de las redes sociales para llegar más lejos y a más personas; aprovechar los momentos de aproximación de los no practicantes, como bodas o funerales... Difícil misión para los congresistas. Los templos están ahora abiertos el tiempo justo de la misa para evitar el robo de los cepillos, candelabros u otros utensilios. En Valencia, hay una parroquia de 24 horas y la Policía Local tiene que preservarla del vandalismo. Otro de los retos, captar a más niños, se antoja un empeño complicado con la que está cayendo. Ejem. Y desde luego, no van a interesar a quienes les ignoran recurriendo a canonizaciones de «mártires» de la Guerra Civil de cien en cien. Es casi imposible mirar al futuro con tanto pasado.



Enlaces recomendados: Premios Cine