Radiografías y análisis

30.11.2013 | 01:52

Juan José Millás

Mi dinero es blanco, pero puede que haya sido negro o que lo vuelva a ser en el futuro. No hay forma de averiguarlo. Pongamos que el arquitecto del PP, que cobró en negro unas obras efectuadas en Génova 13, blanqueara parte de esa pasta en la misma carnicería en la que yo compro las chuletas de cordero. Imaginemos que me dieran las vueltas de los 50 euros con los billetes de veinte que el arquitecto utilizó para comprarse un solomillo. De este modo, sin comerlo ni beberlo, yo volvería a casa con un dinero blanqueado procedente de la cuenta B del PP. Cuando decimos PP, decimos Partido Popular, o sea, una institución formada por personas que se duchan y se cambian de ropa interior todos los días. Gente limpia, en fin, usuaria de camisas blancas y corbatas de colores. Las corbatas de colores de la gente de bien me recuerdan los peces rojos y azules de los estanques japoneses. Nadan por el pecho de sus dueños con la agilidad de la seda.
Pero no nos distraigamos. Decíamos que los representantes del PP encarnan, en alguna medida, el orden. Tienen alergia a las manifestaciones ciudadanas y preparan una ley contra la huelga porque la huelga les parece una manifestación insoportable del malestar laboral. Entienden la existencia del malestar, pero prefieren que no salga a la luz. O que se blanquee como ellos, según el juez Ruz, blanquean el dinero negro. No se ha inventado la forma de blanquear el cabreo, ni siquiera el cabreo negro, o subsahariano, pero ellos están en eso, en el blanqueo de capitales y en la negación del disgusto general.
No hay que fiarse de nada. Coges el periódico, por ejemplo, le echas un hojeada (u ojeada, vete a saber) a la primera página y tiene un semblante maravilloso. Está llena de buenas noticias desde arriba hasta abajo. Pero le haces una radiografía, o lo que quiera que se la haga a los periódicos para verlos por dentro, y resulta que ha muerto el pintor José Hernández. ¡Maldita sea, si estaba en el momento más creativo de su vida! Significa que no hay ahora mismo nada que soporte un análisis de sangre. Al PP le ha hecho Ruz uno de orina y ya ven los sedimentos que contenía. Por favor, no les quiten el trabajo a los delincuentes.



Enlaces recomendados: Premios Cine