Pedrada certera

Emili Piera

20.02.2014 | 05:30

Todo está mucho más cerca de lo que suponemos. El otro día les hablaba de un nuevo libro de Julio Camba, Caricaturas y retratos, y respiró uno de mis damnificados: el joven recopilador, anotador y prologuista Francisco Fuster. Este estudioso de Alginet también ha preparado para la misma editorial Fórcola otro libro de Camba Crónicas de viaje, y en la correspondencia (electrónica) que se ha seguido, me hace algunas precisiones, las más importantes que se trata de material inédito en libro y que Camba no nació en Villagarcía de Arousa, como escribí, sino en el pueblo de al lado, Vilanova de Arousa, error de bulto tan grave como decir que un autor de Sueca es de Cullera.
Añado, por mi cuenta, que en los artículos más remotos, escritos por un Camba de apenas veinte años, se le sale por los poros de la prosa la devotio e imitatio de sus modelos modernistas, muy floreados. Es lo propio. Decía John Lennon: «Cuando admiro a alguien estoy dispuesto a ponerme botas blancas y calzas verdes si mi ídolo las usa». Lennon fue mi segundo ídolo porque el primero, muy querido, fue Bruno Lomas: el progreso incesante.
Estaba yo tan tranquilo en estas consideraciones cuando se cruza en mi pantalla una notita del facebook en la que un tal Manuel Puchol, creo que de l'Alcúdia, profesional del monólogo, me revela que fue el niño que me atormentó durante un recordado rodaje en Benassal, hace tantos años que el documental aun se filmaba en 16 mm. Manolito tiene cuarenta años, pero entonces era un caníbal reducido que se dedicaba a tirar piedras sobre toda clase de objetos, incluidos los seres vivos. Intenté sobornarle con una entrevista, pero sólo sirvió, espoleado por el estrellato repentino, para que se convirtiera en mi sombra y yo en vigilante del pequeño troglodita. Me ha prometido plaza en primera fila para su espectáculo donde se aprecia el avance de la civilización: «faig servir les paraules en compte de les pedres». Para que luego digan. Y sin salir de La Ribera que todo lo contiene: Atenas y PapúaNueva Guinea. El humor es una pedrada certera.



Enlaces recomendados: Premios Cine