18 de noviembre de 2015
18.11.2015

«Diguem no»

Sobre la soberanía del pueblo español ni se habla ni se negocia, sobre la integridad de nuestro país ni se habla ni se negocia, sus leyes se cumplen y sus instituciones se respetan y no hay mas política a este respecto que la firmeza

18.11.2015 | 04:15

Los catalanes y el resto de los españoles llevamos más de quinientos años mezclando nuestra sangre en los vientres de nuestras madres y en los campos de batalla de medio mundo y ahora, setenta y dos tipos, pretenden que pasemos los unos al lado de los otros y hagamos como que no nos conocemos. Después de medio milenio viviendo y muriendo juntos, setenta y dos tipos creen que todo se reduce a dividir territorios cuando lo que hacen es romper vidas.

Yo me niego, me niego a no poder llamar compatriota a mi hijo porque vive al otro lado del Ebro, me niego a que le roben la historia a mis nietos porque la española, le pese a quien le pese, es también su historia, me niego a que mi hermano sea un extranjero en su propia tierra. Me niego en definitiva a no sentirme uno con los que son sangre de mi sangre porque setenta y dos tipos han olvidado quiénes son y de dónde vienen.
¿Qué estúpida altanería puede inducir a alguien a pensar que le asiste el derecho a privar de su nación a miles, a millones, de sus conciudadanos? ¿Qué ciega soberbia les otorga la potestad de cercenar España, de partirme el alma y esperar que asista impasible al fruto de su arrogancia? ¿Qué impertinente jactancia les legitima para dividir pueblos, arruinar naciones y separar familias?

Nos llaman al diálogo mientras por su cuenta y riesgo y sin alterar el gesto, declaran liquidado nuestro país. Quieren que hablemos de como nos vamos a suicidar colectivamente como sociedad. Quieren que acordemos la salida de España de la historia, al tiempo que pretenden hacernos creer que ese asunto solo les compete a ellos, que no tenemos vela en el entierro aunque ese entierro sea el nuestro, aunque sea por nosotros por quienes doblan las campanas.
Pues yo les digo no. Sobre la soberanía del pueblo español ni se habla ni se negocia, sobre la integridad de nuestro país ni se habla ni se negocia, sus leyes se cumplen y sus instituciones se respetan y no hay mas política a este respecto que la firmeza, serena y sin dramatismos, como ustedes quieran, pero firmeza sin fisuras y sin paliativos. Que nuestro Gobierno haga lo que tenga que hacer, que nuestro Gobierno llegue donde tenga que llegar, no le faltará el respaldo, no le faltará el apoyo, porque no estaría haciendo nada que no haríamos la inmensa mayoría de nosotros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine